Sarah Loinaz: "Tengo la maleta cargada de sueños"

La guipuzcoana Sarah Loinaz es la nueva Miss Universo España 2021. la modelo vasca se alzó con el premio hace unos días en Tenerife y el próximo 28 de noviembre pondrá rumbo a Israel para participar en el certamen Miss Universo 2021.

22.11.2021 | 10:28
La modelo donostiarra, en el momento de la coronación como nueva Miss Universo España.

Hace solo unos días que Sarah Loinaz Marjani fue nombrada Miss Universo España 2021, y afirma que aún se siente como en una nube, que no ha disfrutado del tiempo suficiente como para asimilar la noticia, pero que ya tiene todos sus pensamientos enfocados hacia un nuevo reto, representar al Estado español en la gala Miss Universo 2021, que se celebrará a principios de diciembre en la ciudad israelí de Eilat. "Mi primer objetivo ahora es prepararme para el certamen internacional, y ya sé que no tengo ni un día libre hasta que llegue ese momento", afirma esta joven donostiarra que, a pesar de su apretada agenda, hace un hueco a la revista ON para charlar sobre todo lo que está viviendo estos días tras alzarse con el premio. Hace cuatro años ya se presentó a este mismo concurso, pero no tuvo suerte. Sin embargo, lejos de tirar la toalla siguió preparándose y persiguiendo su sueño. Asegura que cree en las segundas oportunidades y precisamente ese carácter luchador es una de las cualidades que cree que la han convertido en ganadora, sin dejar de lado, claro está, la belleza que le acompaña, con unas medidas impresionantes y unos rasgos exóticos que debe a la herencia que ha recibido de su familia materna, con orígenes árabes. Si en diciembre se alza con la corona de Miss Universo será la segunda mujer en el Estado en lograrlo. La primera fue Amparo Muñoz en 1974.

¿Cómo está viviendo estos días tras ser proclamada Miss Universo España?
Sin parar. Tras el certamen que se celebró en Tenerife enlacé con el desfile de Moda Cálida de Las Palmas y entre las pruebas de fitting y los desfiles no he tenido tiempo de pararme a pensar en todo lo que me está pasando. Cuando dijeron mi nombre como ganadora fue un shock total. Ganar es algo que había visualizado antes, pero en ese momento me quedé paralizada. Ahora siento que mi sueño se ha hecho realidad.

¿Cómo fue el desarrollo del concurso Miss Universo España?
El certamen tuvo lugar en el hotel Los Olivos Beach Resort de Tenerife. Previamente la organización hizo un casting en Madrid en el que participamos algo más de un centenar de mujeres y nos seleccionaron a trece. Una vez en Canarias, estuvimos una semana, y durante esos días hicimos diferentes actividades en las que el jurado nos iba viendo y conociendo. Solo estar ahí, ser una de las trece elegidas, ya era un premio para todas, así que nos propusimos disfrutar al máximo de la experiencia. Después del certamen yo alargué un par de días la estancia para hacer las fotos oficiales y de ahí a Las Palmas para participar en un desfile que ya tenía confirmado antes de saber que sería la nueva Miss Universo España.

Durante esos días que dura el certamen se convive 24 horas al día con otras modelos como usted. ¿Surge la amistad o hay rivalidades?
¡He tenido una suerte...! Nosotras éramos cuatro compañeras y hemos hecho mucha amistad. En cuando nos despertábamos nos poníamos a cantar, a bailar, siempre con una actitud muy positiva y de ayudarnos unas a otras, porque nos dimos cuenta de que cada una es como es. Todas somos diferentes, y la decisión de quién sería la ganadora es algo que no estaba en nuestras manos, así que todas teníamos el objetivo de disfrutar de la experiencia y dejar que fuera lo que tuviera que ser. De hecho, después de ganar, al entrar en el backstage, de repente las vi a ellas llorando de alegría. Estamos muy unidas y de hecho ahora han creado un grupo para ir a Israel juntas para apoyarme. Se han convertido en unas muy buenas amigas.

Este no ha sido su primer certamen de belleza, ya lo intentó hace cuatro años. ¿Cree en las segundas oportunidades?
Claro, y así lo dije en mi discurso de presentación: que creo firmemente en las segundas oportunidades y que por eso estaba ahí de nuevo.

Su agenda ya tiene una fecha señalada a principios de diciembre en Israel. ¿Es su principal objetivo ahora?
Así es, me iré el 28 de noviembre a Eilat y toda mi vida ahora mismo está enfocada a este certamen. Me estoy preparando varias entrevistas en inglés, en cuanto al estilismo estamos pensando en varias ideas y contactando con diseñadores, el traje típico ya está encaminado... Ya está todo en marcha, porque no tenemos mucho tiempo, y tengo que reconocer que tengo un equipazo detrás sin el que nada sería posible.

Aún quedan días para el gran evento, pero no tendrá ni un momento libre.
No, tras lo de Canarias hice una parada en Madrid para hacer alguna entrevista y fotos y de ahí unos días a mi tierra, Donostia. Intentaré descansar y cambiar maletas. Aunque sea para pocos días tengo que ir a casa, porque allí tengo mi base.

¿Ha podido hablar con familia y amigos de siempre para recibir sus felicitaciones?
Como en apenas unos días enlacé diferentes proyectos –el certamen, los desfiles, posados, entrevistas...– me costó ponerme al día, pero poco a poco he ido respondiendo a todos los mensajes que me han enviado. Y por cierto, cuando todavía estaba en Canarias, entre los mensajes que recibí vi uno que era una foto con mi imagen colocada en un autobús de Donostia. Me hizo una ilusión enorme y siento el orgullo de mi ciudad. Ahora mi labor es representar también a esta ciudad, algo que me hace muy feliz.

¿Cómo arrancó en el mundo de la moda?
Con 15 años empecé a trabajar como modelo y con 16 ya hice mi primer desfile internacional en París. Desde entonces he ido enlazando diferentes proyectos y ya estoy muy acostumbrada a andar de aquí para allá, a estar todo el día haciendo y deshaciendo maletas. Y no solo de ropa, ahora las tengo cargadas de sueños.

Casi, casi, puede decir que vive en un avión.
Totalmente. He tenido que desarrollar el don de hacer de cualquier sitio mi hogar.

En su belleza destacan los rasgos de orígenes árabe. ¿Los debe a su familia materna?
Mi madre es marroquí y yo siempre me he criado con estas dos culturas muy presentes. He nacido en España, pero también me siento muy cercana a la cultura árabe, y eso me ha enseñado desde pequeña a tener la mente muy abierta, a no juzgar, a darme cuenta de que todos somos iguales y a apreciar las diferentes culturas que existen. Cuando viajo me gusta mucho hablar con la gente, preguntarle por sus costumbres, su forma de pensar y por qué es así.

Precisamente le dedicó el premio a su madre en las redes sociales.
Sí, porque nada de esto habría sido posible sin ella. Es la persona en la que me inspiro y le doy las gracias por haberme educado en valores como la humildad, el trabajo y el espíritu de superación. Me siento muy afortunada de la familia y los amigos que tengo.

¿Qué otras cualidades cree que le han hecho llegar hasta aquí?
Sin duda mi trabajo y la constancia. Creo que es lo que me ha hecho distinguirme de otras compañeras. Se ha visto bien reflejado que soy muy consciente de lo que estoy viviendo, sé que este reconocimiento conlleva una responsabilidad y estoy preparada para ello. Psicológicamente estoy muy fuerte, me encuentro muy bien, y creo que es algo fundamental para desarrollar este trabajo. Además, soy muy resolutiva, emprendedora y curiosa.

Precisamente, tras proclamarse vencedora compartió en Instragram con sus seguidores un mensaje en el que decía que nunca ha tirado la toalla, que a pesar de que se ha caído muchas veces siempre se ha levantado para seguir adelante.
Exacto, y es real. Creo que puedo ser un ejemplo de superación para algunas personas. Desde fuera la gente quizá se queda con otra idea, piensa que en este mundo siempre va todo bien, pero no es así, y yo lo he dicho claro. Nada es fácil, hay que luchar y en el camino te puedes caer. A mí me ha ocurrido muchas veces y no pasa nada, la clave está en levantarse y siempre mirar hacia delante. Nunca hay que darse por vencido. Además, soy una persona muy soñadora y creo que eso también me ha ayudado.

El apoyo familiar también es fundamental. ¿Siempre ha contado con él?
Muchísimo. Al principio lo veían con escepticismo, porque nadie cercano trabajaba en este mundo, pero cuando vieron que no dejaba de lado mis responsabilidades con los estudios y que podía compaginar ambas cosas, me dieron un voto de confianza y me apoyaron. Ahora están muy contentos y orgullosos de lo que he logrado.

También ha comentado que la multiculturalidad y la integración racial están presentes en sus proyectos de futuro.
Así es, me gustaría proyectar toda mi energía en trabajar por la integración social y el desarrollo de los colectivos y las comunidades en nuestro país y en el mundo entero. Quiero asumir mi responsabilidad como Miss Universo España alzando mi voz y mi apoyo a favor de la integración social.

En la actualidad está estudiando Administración y Dirección de empresas. ¿Podrá seguir compaginándolo ahora o aparcará los estudios temporalmente?
No, siempre lo he compaginado, solo que ahora voy a cambiar el método y voy a continuar con la carrera de forma online. No es nada nuevo para mí estudiar y trabajar al mismo tiempo. Ya he estado viviendo en Milán por temas de trabajo y a la vez estudiando. Es más, creo que salir de mi zona de confort y trabajar en la moda ha reforzado mi personalidad y mi carácter.

¿Qué es para usted la moda?
Es arte, una manera de expresar.

¿Qué consejo daría a otras jóvenes que sueñan con convertirse en modelos?
Lo primero, creer en ellas mismas. Pienso que desde pequeños es importante empezar a trabajar el amor propio. Hay que luchar por los sueños y lo mejor es marcarse objetivos a corto y largo plazo. También es fundamental formarse. En mi caso, por ejemplo, desde la primera vez que me presenté a esta segunda ocasión han pasado cuatro años, y los he aprovechado muy bien en este sentido.

Sus objetivos a corto plazo se centran en el certamen Miss Universo, pero, ¿cuáles tiene a largo?
Me gustan mucho la moda y la belleza y me encantaría fusionar mi carrera, Administración y Dirección de empresas, con este sector. Creo que por ahí encaminaré mi futuro. 


Sarah Loinaz, en una sesión de fotos. Foto: Raciel del Amo
PERSONAL
Nombre: Sarah Loinaz Marjani.
Fecha de nacimiento: 23 años. 11 de julio de 1998, Donostia.
Formación: Comenzó su carrera con 15 años en la agencia de modelos de First Models  Management de Donostia, y con solo 16 ya participó en desfiles internacionales. En la actualidad estudia Administración y Dirección de empresas. 
Trayectoria: Ha trabajado para firmas de moda como Revlon y Swarovski, y ha posado para diferente revistas.  El pasado 16 de octubre se alzó con el premio Miss Universo España y a finales de noviembre viajará a Israel para representar a España en el certamen Miss Universo 2021.
noticias de deia