Alba Santana viaja a Madrid para dar el último adiós a su padre, Manolo Santana

La hija del extenista y Mila Ximénez ha sufrido la muerte de sus dos progenitores en apenas seis meses

14.12.2021 | 10:20
Alba Santana en la capilla ardiente de su padre, Manolo Santana.

Alba Santana llegaba ayer a Madrid para acudir a la capilla ardiente de su padre, Manolo Santana, ubicada en la pista principal de La Caja Mágica. Aunque la hija que la leyenda del tenis tuvo con Mila Ximénez no estuvo presente en el velatorio de Marbella, ciudad en la que Santana residió durante los últimos años de su vida, si quiso despedirse de su padre en la capital española arropada por sus hermanos

Alba llegaba con la cara desencajada por el dolor y es que este ha sido uno de los viajes más difíciles para la hija pequeña del veterano deportista

UNA RELACIÓN DIFÍCIL


Aunque durante años padre e hija habían mantenido una relación fluida, en los últimos tiempos las cosas habían cambiado mucho entre ambos, hacía algunos años que no mantenían contacto y ni siquiera se dirigían la palabra.

A pesar de esta circunstancia, Alba ha creído conveniente su presencia en la capilla ardiente de su padre y ha considerado que su lugar estaba allí, por ello ha sido el primer sitio al que se ha dirigido nada más abandonar el aeropuerto en el que ha aterrizado procedente de Ámsterdam, ciudad en la que reside junto a su marido, Aviv Miron, y sus hijos, Alexander y Victoria.


MOMENTOS COMPLICADOS


El vuelo en el que viajaba la hija de Mila Ximénez aterrizó este lunes en Madrid entorno a las 14:15 horas, y a la salida del aeropuerto los reporteros ya la esperaban para preguntarle por su estado de ánimo. 

Alba no pudo disimular su abatimiento, y es que recordará el 2021 como uno de los peores años de su vida: en solo seis meses se ha quedado huérfana de madre y padre, añadiendo a la pérdida de este último la complicada relación que mantenían desde hacía algún tiempo. 

Siempre atenta y educada, la hija pequeña de Santana, totalmente vestida de luto, ha querido ofrecer sus primeras declaraciones a los medios: "Es un momento muy difícil" aseguraba Alba y además añadía que el cariño hacia su padre fue el principal motivo para hacer el viaje. 


LA CONFESIÓN MÁS DURA DE ALBA


Una vez que Alba Santana ha llegado al velatorio de su progenitor, ha vuelto a ofrecer declaraciones a los medios y ha querido confirmar con rotundidad cuál es su situación respecto a la viuda de su padre: "aunque no tengo relación con la viuda, ni he venido a darle el pésame a ella, sí que me quería despedir de él personalmente y ha sido así" declaraba para los micrófonos del programa 'Sálvame', espacio televisivo en el que trabajó su madre durante doce años.

Además, no ha querido irse sin dedicar unas bonitas palabras al veterano tenista: "era un padre muy divertido y conmigo era tan cariñoso". Admite que ha tenido suerte, tanto con él como con su madre, ya que ambos la criaron con "un amor increíble" y recuerda con mucho cariño a su padre: " cuando pienso en él sonrío y eso me alegra".
noticias de deia