Colate se instala el 'Bumble'

Lo dice siempre con sorna Jorge Javier Vázquez: "Son tiempos de picar mucha piedra para encontrar algo decente". En la noche, y también en la vida. Más aún desde la desactivación del ocio nocturno que trajo consigo la maldita pandemia del Covid-19. Desde mediados de marzo del pasado 2020 ligar es toda una experiencia exótica. La descarga de aplicaciones 'love' no cesa. Tampoco el estallido de amores digitales, Esos a los que se han sumado 'celebrities' como Colate: un hombre "deportista, guapo y formal".

13.09.2021 | 08:43
Nicolás Vallejo-Nágera, más conocido como Colate.

Tinder, Grindr, Meetic o Badoo... Más de tres tristes tigres para lograr un solo objetivo: pillar. Con el horizonte del amor o la pareja estable, o hacia esa versión fucker tan común e implementada en verano en las calientes playas del Levante. Porque desde que Las Supremas de Móstoles entonaron en 2005 aquello de Un fin de semana en el Corte Inglés, tú me convenciste para comprarte el Internet... el amor vive tiempos de bonanza, pero en las redes sociales. En ese lenguaje cíber que admite la escritura de cualquier barbaridad si, tras el texto, se implanta la onomatopeya jajaja (con sus correspondientes puntos suspensivos), o ese emoticono de flamenca que lo perdona y excusa absolutamente todo. Insinuación, patada al diccionario... ¡y olé!

El caso es que son muchos los rostros reconocidos llamados por los cantos del amor que se han dado de alta en dichas aplicaciones cargadas por el diablo. Servidor, sin ir más lejos, recibió petición formal de amistad vía Grindr (el pasado mes de marzo) del mismísimo Brays Efe, más conocido como Paquita Salas. Fue un tonteo rápido, fugaz y sencillo en el corazón de Madrid. Un tap sin texto ni contexto, pero con una emoción que se dejó sentir muy mucho entre mis múltiples grupos de WhatsApp (pantallazo incluido). Lo mismo que, al parecer, le está ocurriendo este verano que ya termina a Colate Vallejo-Nágera. El hermanísimo de la chef Samantha Vallejo-Nágera y el desdichado ex de Paulina Rubio, con quien, por cierto, no se puede ni ver: Ni una sola palabra...

Según las malas lenguas, Colate busca desde julio el amor a través de la aplicación Bumble, que es como el Tinder, pero con finura. Sin bajar directamente al barro. En ella ha colgado una serie de atractivas fotografías en las que muestra su lado más informal y cercano, ese que enamoró a Inés Sastre, Patricia Pérez, Eugenia Martínez de Irujo e incluso a Mónica Hoyos. Porque el empresario, que también se define como una "persona deportista", fue durante años el conquistador de las famosas. Así lo apodó la prensa. La misma a la que todavía asegura que "desea tener más hijos". Que mostrar una faceta paternal siempre suma en esas apps del amor. 

noticias de deia