residencia de Carlos Fitz-James Stuart

El Palacio de Liria, de la Casa de Alba, podrá ser visitado a diario

El precio de la entrada o la fecha de inicio aún no se han fijado

09.02.2020 | 02:39
Carlos Fitz-James, actual duque, junto a una vista del interior del Palacio de las Dueñas. Arriba, el anuncio que solicita ingenieros agrícolas.

El precio de la entrada o la fecha de inicio aún no se han fijado

MADRID. El Palacio de Liria abrió sus puertas al público en 1975 y solo se puede visitar los viernes -gratis- en tres pequeños turnos de 15 personas, lo que generaba una larga lista de espera. 

El proyecto de gran apertura al público es una iniciativa todavía en fase inicial, han indicado las mismas fuentes. El precio de la entrada o la fecha de inicio aún no se han fijado. 

Ubicado en el centro de Madrid, continuará siendo la residencia principal de Carlos Fitz-James Stuart, XIX duque de Alba, lo que lo convertirá al edificio, conocido como "el hermano pequeño del Palacio Real", en una rareza en España ya que sería un palacio habitado y con posibilidad de ser visitado por al público. 

Esta fórmula es común en Inglaterra, donde las más importantes casas nobiliarias permite el acceso a sus mansiones y palacios y reservan una parte a sus dependencias privadas. 

El Palacio de Liria, del siglo XVIII, contiene la mayor y más valiosa parte de la herencia cultural de los Alba, con obras de arte, fondos documentales de la familia y una biblioteca con más de 30.000 libros. 

La de los Alba es una de las colecciones privadas de arte más importantes del mundo con cuadros de Goya, Velázquez, Rubens o Tiziano. Una de las más famosas es el lienzo "La duquesa de Alba de blanco", pintado por Francisco de Goya en 1795.

Entre sus fondos también se encuentra la famosa "Biblia de Alba", la primera traducida al castellano, documentos autógrafos de Cristóbal Colón, cartas de los Reyes Católicos o los testamentos de Fernando el Católico y Felipe II.

Otros dos palacios de la Casa de Alba, el Palacio de Dueñas en Sevilla y el Palacio de Monterrey en Salamanca, también pueden visitarse. 

La primera vez que la Casa de Alba mostró sus tesoros al gran público fue con una exposición en 2012 en el espacio CentroCentro de Cibeles, que después viajó a Estados Unidos y se expuso en Dallas y Miami.