La aldea global

Equipo de investigación

06.02.2021 | 01:23

Gloria Serra es una curtida periodista catalana que a lo largo de los últimos diez años ha presentado en La Sexta Equipo de investigación en busca y captura de los entresijos escondidos de lo que fue y no se contó. La larga permanencia de un producto informativo en la oferta de La Sexta como el citado, es sinónimo de acierto en los modos de seleccionar asuntos y contenidos en una riada de temas y personajes pasados por el tamiz de la más rabiosa actualidad. Las redacciones periodísticas soñaban hace un par de décadas con investigaciones denunciadoras de asuntos escabrosos, desde episodios de desmanes policíacos hasta tráfico de drogas en la Costa da Morte, pasando por agitadas circunstancias vitales de un personaje en el límite de la delincuencia, como Cristina Ortiz Rodríguez, Veneno. Hoy en día, los medios más poderosos en personal y organización se han dotado de equipos de investigación, que dejan de atender el día a día de la actualidad y se vuelcan en tareas informativas que tardan tiempo en dar frutos profesionales en forma de exclusivas como marchamo de calidad. La necesidad de encontrar fuentes informativas, gargantas profundas, que abren la caja de Pandora de las investigaciones a partir de tirar del hilo de lo que aconteció y estaba oculto. Inversión en tiempo, paciencia y fuentes múltiples para eliminar la mentira de teorías conspirativas como la estafa de los huevos de oro o el descubrimiento de tramas mafiosas de plásticos de Almería. Los equipos de investigación trabajan en el día a día con escrupulosa paciencia para construir historias sacadas de las profundidades de la actualidad y presentadas como victorias informativas para dignificación del periodismo cotidiano en una decidida vocación de dar a conocer los resultados de lo que fue y ahora se descubre. Investigar, patear, contrastar son tareas para cribar el polvo de la paja. La información en los medios es fugaz, pasajera y volátil y los profesionales deben buscar claves de lo que ocurrió más allá de las fuentes interesadas u oficiales, enemigas juradas de los equipos de investigación.