Nacho Vigalondo asciende a programa semanal en TCM y cambia el formato

Empezará el 4 de diciembre con videollamada de Damon Lindelof

28.11.2020 | 00:29
El cineasta está en un búnker subterráneo, escenario de sus charlas cinéfilas.

Nacho Vigalondo, guionista y director de cine que llegó a las puertas del Oscar en 2005 con su corto 7:35 de la mañana, repetirá en TCM con la segunda temporada de Vigalondo Midnight Madness, una propuesta cinéfila diferente que cambia de formato y frecuencia para emitirse todas las semanas. Los cambios, explica el director de Extraterrestre a Efe, fueron una idea de TCM, pero no han podido hacerle más feliz. "En lugar de estar yo dando la chapa a cámara recibiré una videollamada de alguien interesantísimo y hablamos un buen rato de la película que vamos a ver", señala. Vigalondo regresa con un nuevo cargamento de películas y no lo hace solo, sino acompañado de invitados como Damon Lindelof (Perdidos) y Mark Millar (guionista del cómic Capitán América).

Búnker 

Está encerrado en un búnker subterráneo, que se convierte en el escenario de sus charlas cinéfilas. Según él, "una clara búsqueda de complicidad con los tiempos que nos está tocando vivir. Las películas de esta temporada no tienen nada que ver con mi elección. Cada invitado ha escogido el título del que quiere hablar. Las propuestas fueron muy sorprendentes. Ni en cien años hubiera imaginado que Millar escogiese Bienvenido, Mr. Chance o que Lindelof optase por Un mundo de fantasía, versión del libro de Dahl Charlie y la fábrica de chocolate que dirigió Mel Stuart en 1971 y que protagonizó Gene Wilder, comenta Vigalondo. Sobre la colaboración con Lindelof, resalta que su relación con este guionista se remonta a la época en la que Perdidos estaba en la cresta de la ola. Concretamente entre las temporadas 5 y 6, hizo un comentario muy positivo sobre Los Cronocrímenes. "Para mí fue un auténtico deslumbre y quise conocerle para darle las gracias. Desde entonces mantenemos una relación epistolar".

Cuando se le pregunta por qué hay que ver la segunda entrega de Vigalondo Midnight Madness, lo tiene claro: "La tele es un medio que mueve a la inmediatez y al continuo movimiento. Cuando algo es placentero y fácil para el que lo hace, hay algo positivo que se transmite. No se me ocurre nada más fácil y placentero que hacer este programa". Ahora "cambia que normalmente las entrevistas suelen tener que ver con necesidades de promoción, pero aquí hablaremos de la peli que el invitado escoja". El programa que comenzó siendo un espacio mensual en el que el realizador cántabro elegía y presentaba títulos que, según él, merecían ser rescatados, analizará ahora en profundidad las películas que elijan sus invitados sacadas del "fondo de armario" de TCM.

Una "conversación" en lugar de un monólogo, pero con una "situación" y una puesta en escena diferente en la que Vigalondo recibe las videollamadas de sus invitados en un lujoso salón donde no le falta de nada. "Imaginar a alguien confinado que acabase pareciéndose a un Howard Hughes contemporáneo, decadente y con batín, me parecía un buen contraste entre ampulosidad y pobreza: es tenerlo todo y estar metido entre cuatro paredes, como en una cárcel pequeñita", señala. Añade que "así hemos estado todos, metidos en cubículos llenos de contenidos y con acceso a información buena y mala y a cultura, buena o mala". Como ejemplo de la variedad de comentarios y películas, cita a Maya Molina, una niña de 9 años que eligió El árbol de la vida, de Terrence Malick.

El programa se emitirá los viernes a las 22.00 en TCM a partir del 4 de diciembre. –

noticias de deia