Jorge Limia: "México es apasionante. Se ha convertido en mi segunda casa"

Jorge Limia ha fundido en 'Vascos por el mundo' dos de sus principales pasiones, la televisión y los viajes. Él es uno de los cuatro reporteros que se han incorporado al programa de ETB-2 para la nueva temporada.

24.10.2020 | 23:56
Jorge Limia es un viajero empedernido.

A mediados del mes de noviembre el espacio de viajes del segundo canal de Euskal Telebista llegará a su entrega número cien. Uno de sus reporteros es el donostiarra Jorge Limia, que habla en esta entrevista de cómo es su trabajo en tiempos de pandemia.

Es de suponer que para hacer un programa como Vascos por el mundo viajar tiene que ser una pasión.
Está claro, y todo fue a raíz de ir a estudiar a México. Estuve allí aproximadamente un año y me especialicé en televisión, radio y fotografía, aunque he viajado desde niño, desde que tenía uso de razón, y he ido con mis padres a muchos lugares. A mi madre siempre le ha gustado viajar, hasta el punto de que las últimas escapadas que he hecho por Europa y parte de América han sido con ella.

¿Qué países ha visitado desde que llegó en julio al programa de Euskal Telebista?
El primero fue Alemania, programa que ya se ha emitido, y el siguiente aún está por ver. Y mejor lo dejamos ahí para que sea una sorpresa para el espectador.

Siguen ustedes saliendo en plena pandemia, ¿es difícil?
Se han seleccionado destinos considerados bastante seguros. A mí me llamó mucho la atención que cuando grabé en Alemania, en Hannover, nadie llevaba mascarilla. Ahora se la ponen más, o al menos es lo que he visto en televisión. Entonces se la ponían únicamente para entrar en un establecimiento.

Es que vivimos una situación que cambia semana a semana.
Sí, todo está muy cambiante, y lo que pasó en julio queda ya en la historia. También me llamó la atención que se estuvieran celebrando ferias de todo tipo. Había barracas, cuando en España son una actividad que se ha suspendido. Antes de llegar a Vascos por el mundo yo había tratado ese tema con los feriantes para un reportaje y era un auténtico drama, incluso más que la hostelería, porque iban a estar más de diecisiete meses sin trabajar. Respecto al Covid me chocaron muchas cosas en ese primer viaje que hice.

¿Pasa muchos controles sanitarios para llegar al destino elegido?
Tenemos nuestra rutina viajera. Lo primero es seleccionar el destino al que vas a ir. Buscamos destinos seguros y evitamos las cuarentenas en determinados países, porque a esos no vas. Cuando un país te obliga a un certificado médico concreto, lo obtenemos. Además, antes de salir nos realizamos la PCR y también a la vuelta. Nosotros utilizamos mascarilla en todo momento y siempre tenemos gel hidroalcohólico en las mochilas.

Quienes han cogido algún avión en los últimos meses dicen que los aeropuertos muestran una imagen desoladora.
Es bastante diferente a la que presentaban en tiempo de precoronavirus. Sí que parecen zonas fantasmagóricas, con lugares completamente cerrados y vacíos. Entras por una puerta y sales por la otra. Te toman la temperatura antes de montarte en el avión y cuando sales de él. Dentro tienes que llevar la mascarilla en todo momento y hay compañías que no sirven ni comida ni bebida. Las cosas han cambiado, pero no hemos tenido problemas ni ha habido incidentes de ningún tipo cuando hemos viajado.

A nivel personal, y también profesional, ¿cuál es el país que más le ha impresionado o que más dentro se le ha metido?
México, aunque no sé si es porque pasé mucho tiempo en él y lo he convertido en mi segunda casa. Me parece un país apasionante por muchas razones, y además tiene un historia impresionante, brutal.

En todos los sentidos lo de brutal.
Es cierto, sí, pero cuando miras al pasado te encuentras con un gran país, un país muy luchador. Me encanta por su gastronomía, por sus paisajes€ He podido recorrer gran parte de la república, pocas ciudades me he dejado, y la verdad es que aprendí muchísimas cosas en México. Estar en este país me marcó mucho como persona y la verdad es que significó un antes y un después en mi vida, tanto en lo personal como en lo laboral.

La postal en cuanto a historia, paisajes y gastronomía es perfecta, pero no hay que olvidar que México está considerado uno de los países más peligrosos del mundo.
Es cierto, y yo también tuve un pequeño susto, pero creo que no es para tanto.

¿Está exagerada su imagen de país corrupto y peligroso?
No sé qué decir. Como periodista sabrás que se conoce lo que te dan. Fíjate lo que opinaban antes sobre el País Vasco, pues allí pasa lo mismo. Es verdad que el narcotráfico es un grave problema que tiene México, y también es bastante conflictiva la frontera norte. El DF tiene igualmente sus historias, y también la zona de Acapulco, pero si te sabes mover, si vas con gente de allí, no hay que tener miedo.

Mujeres desaparecidas, asesinadas€
Efectivamente, y no sé cómo México no toma medidas contra esas barbaridades. La desaparición de mujeres es un hecho constatado y terrible. México, como otros muchos países, es un lugar que tiene muchas luces, pero también sus sombras. Tampoco me gustó nada el tema de las mordidas, el chantaje, que no acabo de comprender y puedo decir que lo viví en primera persona.

Y a pesar de todo€
Exacto. Y sin embargo México me parece apasionante. Hay muchas cosas por arreglar, pero al margen de todo esto, que es muy grave y sangrante, como belleza natural, gastronómica y cultural es impresionante.

¿Le da tiempo a hacer más cosas profesionales?
Acabo de llegar como quien dice a Vascos por el mundo. En la productora Txakoli Gorri me están tratando muy bien y estoy encantado. Ahora mismo, salvo los viajes, evidentemente estamos teletrabajando.

¿Y qué tal lleva el teletrabajo?
Muy bien, porque facilita mucho estar con mi familia. Tanto viajar te aleja un poco de los tuyos y de tus lugares de referencia. Estoy feliz en casa y puedo hacer mi vida habitual, a pesar de que siempre tienes la maleta preparada. Ahora mismo estoy volcado totalmente en Vascos por el mundo, un programa que merece que le dé todo lo que pueda.

¿Siempre ha querido trabajar en televisión o es una casualidad del destino?
No, me apasiona el mundo audiovisual. Llevo casi veinte años trabajando en este medio y creo que es lo que siempre he querido hacer. Este es un oficio de pasión, aunque imagino que igual que el que se realiza en un periódico o en una radio, y hay que echarle muchas horas, así que no, estoy en Vascos por el mundo en cuerpo y alma.

Pasión por la televisión, unida a su pasión por viajar. Tiene que ser el éxtasis para usted.
Ja, ja, ja€ La verdad es que sí. Echo de menos el tema del directo, contar la actualidad, el aquí y el ahora, aunque creo que después de siete años en programas de actualidad me viene bien este cambio. He aterrizado en un buen formato y en un buen sitio.

¿Resulta difícil encontrar vascos en el mundo que quieran salir en televisión?
Sí, a veces cuesta mucho. Los vascos en general, a diferencia de las personas de otras comunidades en las que he trabajado, somos más reacios a salir en televisión, y no sé por qué. Es un programa amable y divertido, pero en ocasiones cuesta que acepten nuestra propuesta.

Quizá seamos más tímidos...
Quizá, pero creo que no es por eso, aunque algún que otro tímido o tímida habrá. Pienso que nos gusta mucho la discreción, que somos muy prudentes€ Eso no quiere decir que no lo sean en otras comunidades, pero también es cierto que los vascos que quieren salir son maravillosos, se lo pasan genial, y nos abren las puertas de sus casas y de sus vidas encantados de enseñarnos cómo viven a miles de kilómetros de distancia. Colaboran mucho y se emocionan proponiendo lugares muy interesantes.

Aunque mucho se quedará por emitir.
Elegimos lo que nos parece lo más interesante. El tiempo es el que es en televisión, pero siempre buscamos lo mejor de todo lo que esas personas, que han dado el 200% en el programa, nos han mostrado. Estamos muy agradecidos por la colaboración que nos prestan. Seamos sinceros: sin ellos no hay Vascos por el mundo. Yo me sigo escribiendo con muchos contactos del programa que hemos hecho en las grabaciones. Están a miles de kilómetros de distancia, pero es gente que se te queda muy dentro por la alegría con la que te reciben.

¿Cómo se elige un destino?
Actualmente se elige por la seguridad del país y, por supuesto, tiene que haber vascos y que nos lo quieran contar. A partir de ahí, la productora decide en función del contenido y de lo bonito o interesante que resulte el destino.

Hacia mediados de noviembre Vascos por el mundo llegará al programa cien. ¿Cómo lo va a celebrar la productora?
Sabemos que va a ser muy especial, pero no estoy al tanto de lo que se está preparando. Le están dando muchas vueltas y creo que la ocasión lo merece. Vascos por el mundo es un espacio que está teniendo una aceptación muy buena entre los espectadores y que permite a la gente soñar con lugares lejanos sin moverse del sofá, y encima enseñados porque gente de aquí. Ninguno de los reporteros sabemos qué va a pasar en ese programa cien, estamos ahí, con la incógnita, pero podemos asegurar que será interesante y muy divertido. 


PERSONAL

Edad: 39 años.
Lugar de nacimiento: Donostia.
Inicios: Comenzó a trabajar en Teledonostia y estuvo en esta cadena durante seis años. 
Trayectoria: Acabada esta etapa pasó por Ni más ni menos, un espacio de ETB-2. Tras estas dos experiencias se fue a Madrid y se metió de lleno en programas de actualidad diaria como Aquí en Madrid, el antecesor de Madrid directo, donde también estuvo. En ambos programas llevaba temas de investigación y de sucesos. Antes de aterrizar en Vascos por el mundo en julio, estuvo en el programa de las mañanas de Euskal Telebista En jake.