Mesa de Redacción

Sputniks y tanques

21.04.2021 | 01:05
Sputniks y tanques

Absortos como estamos mirando la montaña rusa de las sucesivas olas de la pandemia, tenemos perdida de vista otra atracción rusa: la que se está preparando en la frontera con Ucrania. El escenario es muy preocupante, porque Putin puede querer acallar el creciente malestar de amplias capas populares, por el deterioro de la calidad de vida en el país y por la corrupción galopante, recurriendo a las hazañas bélicas que siempre unen mucho en torno a sentimientos nacionales enfermizos. Quien crea que Rusia no se va a atrever a pasar la línea roja de la frontera con Ucrania no debería olvidar su anexión manu militari de Crimea, ni su papel en la guerra en el Donbás. Putin ha demostrado que tiene muy pocos escrúpulos para envenenar su relación con los líderes opositores y que la presión internacional, de boquilla o con sanciones, no le hace mella. Además, ahora cuenta con un arma muy efectiva: el baile de las vacunas en el que se ha embarcado occidente, con la puesta en la picota de al menos dos de ellas (llegarán más) ha situado la Sputnik V como el caramelo a la puerta de un colegio que muchos países se quieren disputar, en un ejercicio de infantilismo que no tiene en cuenta que la opacidad del Gobierno ruso no va a permitir nunca que se conozcan efectos secundarios perniciosos de su vacuna. Así que mientras nosotros surfeamos las olas pandémicas y ralentizamos la vacunación, Rusia pisa fuerte el acelerador de sus laboratorios, y de sus tanques.

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia