Al liberalismo

18.12.2019 | 11:19

El liberalismo, tal y como lo interpretan en su propio interés los que ahora se llaman a si mismos liberales o neo liberales, es tóxico. La medicina son los impuestos y el control; cosa que ellos consideran una aberración y comunismo. Y no lo es. Me explico. La nacionalización de grandes empresas que vertebran la economía (energía, comunicaciones, entidades financieras, etc,) son contrarias al sistema capitalista y por tanto al liberalismo. Hasta que se les cuela una piedra en el zapato, fruto de su prisa y codicia y provocan una crisis mundial; y el estado capitalista se ve obligado a nacionalizar la banca y cargar en los hombros de la sociedad, compuesta por la gente que trabaja, los destrozos que provoca su mano oscura, que distribuye entre todos el fruto de su rapiña y su codicia. En su teoría, nacionalización y capitalismo son contrarios o contradictorios, como ustedes quieran. Y el dinero prestado por el estado, es decir, por nosotros, en todo o en parte, nunca se recupera. Es solo un ejemplo de la triste y pura realidad. Distribuyen sobre todo los perjuicios, no los beneficios. Si esto es liberalismo yo soy la virgen, que tuvo un hijo, que se sepa, sin intervenir en nada san José. El casino está abierto. Hagan juego, señoras y señores liberales.