Su materia prima y sus recetas | Hasier Larretxea y su familia

¡Más madera!

Analizamos distintos tipos de madera que existen y explicamos para qué se utilizan, así como dónde es más habitual encontrarlas. “En Larregoitia Egurrak estamos especializados en el haya”, confiesa Patxi Larretxea 

17.04.2022 | 00:33
Troncos de roble americano.

En esta ocasión mencionaremos algunas de los tipos de madera más típicos que existen y diremos algunas de sus características pero antes, ¿qué es la madera? Este material se consigue tras extraerlo del árbol y está compuesto por fibras de celulosa unidas con lignina. Para conseguirlo hay que talar un árbol con hacha, serrucho o motosierra, entre otras opciones. Una vez esté cortada tan solo quedará secarla y se podrá utilizar para la construcción, históricamente para hacer navíos o para el deporte rural vasco en la movilidad de aizkolaritza, entre otras grandes opciones que existen.

A continuación mencionaremos cuáles son algunas de los tipos de madera más habituales del mundo.

La madera de haya. Está muy extendida por Europa y es uno de los más comunes en España. Es una madera muy duro pero al mismo tiempo es sencilla para trabajar. Tiene una resistencia muy buena también. Principalmente se comercializan dos tipos de haya, la europea y la americana. La europea por su parte es la que mejores propiedades presenta de las dos. Pese a ser menos densa es más resistente y tiene mejores propiedades elásticas para su manipulación.

La madera de arce. Es una de las más extendidas en todo el mundo. En cuanto a su dureza podemos decir que es de un nivel medio y es además de una duración muy corta. Puede utilizarse para instrumentos musicales y muebles, aunque no lo vamos a encontrar entre los tipos de maderas más típicos del mercado. Podemos encontrar un total de 160 especies de arces en todo el mundo. Como curiosidad diremos que la hoja de arce está representado en la bandera de Canadá y la madera se utiliza para hacer bates de béisbol.

El roble americano. Se considera que es una de las maderas más resistentes que existen, pese a que es algo complicada de manipular por la dureza que tiene. En cuanto a precio no es barato y podríamos decir que se encuentra entre los caros del mercado. En Europa el roble rojo americano se cultiva tanto para su explotación como especie forestal, como para fines ornamentales, aunque en la actualidad se considera una especie invasora en el centro del subcontinente.

El pino. Es uno de los tipos de maderas que resulta más sencillo de manipular y por ello es muy habitual que se utilice para hacer todo tipo de esculturas. Además como no es muy cara es muy utilizada en la construcción. Se encuentra dentro de las maderas blandas y adquiere un color miel cuando se manipula. Existen alrededor de 110 especies de pino en todo el mundo.

"Estamos especializados en la madera de haya y de cara al invierno enviamos roble americano a Iparralde"

patxi larretxea

aizkolari


noticias de deia