Las matriculaciones de coches caen a mínimos en Euskadi

La pandemia y los problemas de desabastecimiento del sector castigan al mercado vasco

04.01.2022 | 00:52
El sector confía en mejorar las ventas a lo largo de este año. Foto: E. P.

BILBAO – Las matriculaciones de turismos se redujeron el pasado año en Euskadi un 18,3% en relación a 2020, lo que supone la segunda mayor bajada del Estado, solo por detrás de la sufrida por la comunidad de La Rioja (-19%). La evolución de las ventas, condicionada durante todo el año por el covid y los problemas de suministro de componentes de automoción, ha empeorado a medida que avanzaba el ejercicio. De este modo, el pasado mes de diciembre se matricularon en el País Vasco 2.412 unidades, lo representa una caída del 30,73% respecto a diciembre de 2020. En el conjunto del año pasado se vendieron 24.716 unidades, según datos de Faconauto.

Estos negativos datos vascos contrastan con los del conjunto del Estado, donde se vendieron 859.477 unidades el pasado año, casi un 1% más que en 2020, pero un 32% menos que en el mismo periodo de 2019. En el conjunto del Estado, las matriculaciones de turismos se redujeron un 18,7% en el último mes del año, hasta las 86.081 unidades, respecto de diciembre de 2020. Por territorios, en Araba se vendieron 490 unidades en diciembre de 2021, frente a las 615 matriculaciones en 2020, lo que supone un descenso del 20,33%. En el acumulado entre enero y diciembre de 2021 se matricularon 4.636 unidades, un 9% menos que en el mismo periodo de 2020. Por su parte, en Gipuzkoa las matriculaciones de turismos se redujeron un 29,3% en diciembre de 2021, con 769 unidades vendidas el último mes del año, frente a las 1.089 de diciembre de 2020. Entre enero y diciembre de 2021 se han adquirido 7.624 turismos, un 19,6% menos que en el mismo periodo de 2020.

En Bizkaia, el pasado mes de diciembre se matricularon 1.153 unidades, un 35,15% menos que en el mismo mes de 2020, mientras que en el acumulado del año 2021 las matriculaciones ascienden a 12.456, un 20,5% menos que en 2020.

El sector fía a una mejora en el abastecimiento de microchips en 2022 que permita liberar parte de la demanda embalsada y a los fondos europeos una recuperación de las ventas de cara al año recién estrenado. Según las patronales, la crisis económica y de abastecimiento de microchips está retrasando la recuperación de las matriculaciones en el conjunto del Estado, que en el caso del canal de particulares han caído un 12,8% en 2021 con respecto a 2020, hasta 372.637 unidades (54.737 vehículos menos que el año pasado). En el caso del canal de empresas, las matriculaciones crecieron un 2,1% en 2021 con respecto a 2020, hasta 334.514 unidades, y en el de alquiladores un 58,5%, hasta 152.326, en un año de mayor actividad turística. No obstante, el comportamiento en diciembre ha sido especialmente malo respecto al mismo mes del año pasado, incluso teniendo en cuenta que las restricciones de movilidad eran mayores.

previsiones Anfac, la asociación de fabricantes, cree que la situación irá mejorando a lo largo de 2022. En cambio, la asociación de concesionarios Faconauto maneja, de cara a 2022, dos escenarios: uno optimista, en el que se matricularían alrededor de 970.000 unidades (un 13 % más que en 2021) y otro pesimista, en el que apenas se sobrepasarían las 900.000 unidades.

Según esta asociación, que se llegue a uno u otro escenario dependerá de la evolución de la pandemia, de la repercusión de la crisis de los semiconductores y de las ventas que retraiga la subida del Impuesto de Matriculación. La asociación de vendedores Ganvam no cree que haya una recuperación hasta 2023, pues la escasez de semiconductores se va a prolongar durante 2022.

noticias de deia