Inspección de Trabajo pone 7 multas a Uber en Bizkaia por incumplir la ley laboral

Euskalherria VTC acumula impagos, no registra la jornada y vulnera la prevención ante el covid

21.12.2021 | 00:19
Los taxistas han realizado protestas contra Uber.

La Inspección de Trabajo ha abierto siete actas de infracción a la empresa Euskalherria VTC, que venía prestando el servicio Uber en Bizkaia, por incumplir varios puntos de la normativa laboral. A denuncia de UGT-Euskadi la Inspección detecta la falta de registro de jornada, descuentos injustificados en la nómina o incumplimientos en prevención de riesgos, explica la central sindical. En estos momentos dicha compañía mantiene activos todavía a tres trabajadores en Bizkaia aunque ha llegado a contar con una docena.

Más allá de estas sanciones, que se suman a otras en Valencia o Madrid, UGT-Euskadi mantiene abierto el frente judicial con Euskalherria VTC para lograr la aplicación del convenio provincial de transporte de viajeros. Un paraguas laboral con condiciones superiores a las que aplica Uber en Bizkaia y que tiene el aval de la comisión consultiva estatal de convenios, dependiente del Ministerio de Trabajo. El sindicato que lidera Raúl Arza demanda a los jueces de los social que se fuerce a Euskalherria VTC a pagar las diferencias salariales respecto al convenio provincial tanto a los trabajadores que permanecen contratados como a quienes han sido despedidos estos últimos meses.

"Queremos que cada incumplimiento de la ley suponga una sanción. Lo que no queremos es que estas prácticas se conviertan en algo normal", explica Ricardo Otero, de UGT. "Las empresas que quieran trabajar en el sector del transporte que trabajen, pero que lo hagan en las mismas condiciones que el resto y contraten a sus propios trabajadores", añade.

En ese sentido, el debate de fondo es el mismo que late en otros sectores en el que operan empresas a través de plataformas, como el reparto de comida a domicilio o el transporte de paquetería, y es la pertenencia directa o no a la compañía principal. Los sindicatos pelean por el reconocimiento judicial de que existe cesión ilegal de trabajadores, es decir, que la empresa intermedia (en este caso Euskalherria VTC) es solo una tapadera para evitar que la empresa principal contrate directamente y ahorrar costes.

En estos momentos Euskalherria VTC cuenta únicamente con tres conductores en Bizkaia, contratados recientemente y con los que hay pendientes deudas salariales, según Otero, mientras que Uber opera en el territorio principalmente a través de Ares Capital, con una flota de alrededor de una treintena de coches.

Habrá que ver si las sanciones económicas que imponga la Inspección acaba por poner fin al ciclo de vida de Euskalherria VTC, corto pero siempre rodeado de polémica.

En concreto, en esta ocasión la Inspección determina que la empresa ha incumplido siete aspectos de la legislación laboral, según informa UGT: falta de registro de jornada, no enviar las nóminas a la plantilla, retrasos e impagos, descuentos injustificados, falta de calendario y dos incumplimientos graves relativos a la ley de prevención (falta de información y falta de mascarillas frente al covid).

Además, hay otro expediente sobre la mesa, pendiente de resolver, relativo a la contratación de trabajadores durante la aplicación de un ERTE por fuerza mayor.

noticias de deia