Tapia afirma que el Gobierno vasco seguirá estudiando entrar en Euskaltel tras la opa

Rementeria descarta riesgo de deslocalización por el impacto de los clientes vascos en los resultados

31.03.2021 | 00:45
Sede de Euskaltel en Zamudio.

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, recordó que el Gobierno vasco sopesó en 2019 entrar en el accionariado de Euskaltel y afirmó que "continuará valorando [esa operación] si es posible" tras la compra de esta empresa por parte de MásMóvil.

En rueda de prensa tras el consejo de Gobierno, Tapia indicó que en 2019, y cuando la británica Zegona entró en el accionariado, el Ejecutivo autonómico analizó su entrada en Euskaltel pero entonces no se hizo por diversas razones. "No hubo una sola razón", remarcó la consejera.

"Euskaltel ha estado y estará sobre la mesa", añadió la consejera, quien sin embargo indicó que el mercado de telecomunicaciones es muy complejo, la regulación se está continuamente modificando, se trata de una empresa que cotiza en Bolsa y "no siempre es sencillo en un momento adecuado" tomar una participación.

Tapia opinó también que las condiciones de la compra de Euskaltel por parte de MásMóvil son "bastante adecuadas" dentro de todas las posibilidades que había y estima que la empresa vasca no va a ser solamente una "mera marca".

OTRAS VALORACIONES

Por su parte, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, declaró también ayer respecto a la OPA de MásMóvil que "es innegable y no debemos olvidar que Euskaltel vive gracias a sus clientes, la mayoría en Euskadi". Rementeria insistió en que espera que la operación no afecte a ningún puesto de trabajo y que siga habiendo inversión en Euskadi. Así, el diputado general vizcaino rechazó posibles deslocalizaciones de la empresa, porque eso podría suponer una pérdida de clientes, que son "quienes realmente aportan valor a la empresa".

En cambio, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, denunció la compra de Euskaltel por parte de MásMóvil como un "expolio en toda regla a la sociedad vasca".

En cuanto a la letra pequeña de la operación, MásMóvil no podrá vender acciones de Euskaltel por un precio superior al que finalmente abone en caso de que se materialice la oferta pública de adquisición (opa) presentada este domingo en un plazo de dos años desde la liquidación de la misma, salvo que salga a Bolsa o sea la propia MásMóvil, la empresa adquirida.

Este compromiso va en la línea del resto de cláusulas con las que el acuerdo pretende asegurar "el arraigo" en País Vasco de Euskaltel en el largo plazo, al menos durante cinco años, pero con vocación de ir más allá.

noticias de deia