La máquina herramienta vasca cerró un "durísimo 2020", con una caída del 21%

AFM prevé una evolución de menos a más en 2021 pero la recuperación no llegará hasta 2022

17.02.2021 | 00:52
El sector vasco de máquina herramienta no espera una recuperación total hasta 2022.

El sector de máquina herramienta es un buen termómetro de la evolución futura de la economía porque si una empresa compra máquinas nuevas es porque espera vender los productos que elabora con ellas. Y vistas así las cosas, los datos de 2020 del sector en Euskadi, territorio que concentra la mayoría de la producción del Estado no auguran optimismo para este ejercicio pues la facturación bajó un 21,4% , según la patronal AFM.

De hecho, el presidente de la citada Asociación de Fabricantes de Máquina-Herramienta, César Garbalena, reconoció que "parece que el sector tendrá que esperar hasta 2022 para la vuelta a la verdadera normalidad".

La especialmente negativa evolución de dos sectores claves para la máquina herramienta como son los del automóvil y el aeronáutico no ha ayudado a la máquina-herramienta vasca que ha cerrado un "durísimo año 2020" con un descenso del 21,4% en la facturación y del 22,4% en las exportaciones, según comunicó el martes César Garbalena, director general del fabricante de prensa hidráulicas Loire Gestamp y reelegido el pasado 2020 por dos años como máximo representante de AFM.

Garbalena, en el tradicional adelanto de datos provisionales de AFM, resaltó que la máquina herramienta ha estado condicionada por las "dificultades e incertidumbre provocadas por la pandemia" de covid lo que ha generado "una importante caída de la demanda".

Pese al ligero repunte del último trimestre, Garbalena señala que en 2020 "la caída ha sido generalizada en todos los subsectores de actividad del sector, aunque las máquinas de deformación que ya arrastraban descensos en los dos pasados años, son las que más esperan el inicio de la recuperación", resaltó. Mejor comportamiento han tenido las empresas del sector de arranque "particularmente el fresado, los componentes y las herramientas, pues han aguantado algo mejor". Como el efecto de la pandemia ha sido mundial, los destinos de las exportaciones vascas de máquinas han sido los habituales. Los principales mercados "no han sufrido grandes cambios" el pasado ejercicio. Así "Alemania representa el 12,1%; Estados Unidos, el 10%; Francia, el 9,7%; Italia, 7,4% y China, 7%".

Garbalena aplaudió el Plan Renove, –recuérdese que Euskadi ha sido pionero y ha colaborado a sacar este en España–, porque modernizar las máquinas impulsa la competitividad de las empresas y ayuda a captar pedidos que en el mercado español han caído un 12,1%, frente al 23,5% general. En este 2021, AFM espera una evolución de menos a más, "con un primer trimestre más difícil" aunque la verdadera recuperación llegará en 2022.

"El sector tendrá que esperar hasta 2022 para poder volver a la normalidad"

César Garbalena

Presidente de AFM


noticias de deia