Director general de SPRI

Aitor Urzelai: "Trabajamos para que las empresas se adelanten a las oportunidades de negocio que genera la nueva economía"

23.11.2020 | 01:39
Aitor Urzelai, director general de SPRI.

Se pone al frente de la agencia vasca de desarrollo empresarial en un momento por el covid, pero también por las transformaciones que afronta el tejido productivo

 Hombre de la casa, fue el director de Emprendimiento e Innovación del Gobierno vasco la pasada legislatura, toma las riendas de Spri en un escenario marcado por la crisis más impredecible.

Afronta el reto de dirigir la Spri en medio de la pandemia, ¿cree que marcará toda la legislatura?

—Al hablar de cuánto se va a alargar esta situación, diferenciaría dos planos diferentes. Hay un plano sectorial, con una serie de segmentos económicos, desgraciadamente muchos o la mayoría, que lo están pasando mal y lo van a seguir pasando mal en los próximos tiempos. Por poner algunos ejemplos, están los sectores relacionados con la movilidad, está la aeronáutica, que está muy mal, la automoción, con mucha incertidumbre, el ferroviario también sufre bastante. Y con ellos sufren todas sus cadenas de valor. Pero también tenemos una serie de sectores que han visto acelerados sus negocios con la pandemia. Empresas relacionadas con el ámbito sociosanitario o con la digitalización.

Son la excepción a la regla.

—Desgraciadamente son pocas. Luego tenemos el plano temporal, y ahí diferenciaría el corto plazo del medio y largo plazo. En el corto plazo es indudable que la crisis del covid-19 está mermando el dinamismo de los mercados, las carteras de pedidos de las empresas y en consecuencia también se ve afectada la tesorería y, con ello, están cayendo algunas de las inversiones que estaban previstas . A corto plazo nos toca resistir, aguantar, tratar de mantener los pedidos y encontrar fórmulas de financiación que nos hagan equilibrar los flujos de tesorería. Y a la Spri le toca en este corto plazo, sobre todo, dar a apoyo a las empresas en identificar y poner herramientas, instrumentos de financiación, que les ayude a mejorar su liquidez.

¿Esa labor de resistencia impide afrontar otros retos?

—Es muy importante no olvidarnos del medio y largo plazo, porque esto pasará algún día. En uno, en dos o en cuatro años, pero pasará. Y tenemos que estar preparados para lo que vendrá en el futuro. Las empresas están tratando de interpretar qué oportunidades pueden surgir de todas las transformaciones que se están produciendo. La transformación energético-medioambiental, la transformación sociosanitaria o la transformación tecnológico-digital. Es importante que estemos ya identificando qué se está moviendo y qué oportunidades de nuevos negocios se pueden generar.

¿Cuál sería el papel de Spri?

—La Spri tiene el rol de tratar de ofrecer apoyo a las empresas en materia de I+D, en materia de emprendimiento, de internacionalización, de digitalización, para hacer nuevas inversiones y que las empresas se puedan adaptar a las nuevas realidades. Ojalá se puedan adelantar a esas oportunidades, a esos nuevos modelos competitivos y que seguramente serán modelos más verdes, más sostenibles, más digitales, más justos, más sociales€ En eso trabajamos.

¿En qué consiste la línea de ayudas covid-19 de Spri?

—En el ámbito de las ayudas, debemos diferenciar las que hemos puesto en marcha para este corto plazo con la que tenemos con la mirada puesta en el medio y largo plazo. Las de corto plazo están orientadas a apuntalar el problema acuciante de liquidez de las empresas en este momento. Ahí está en marcha la línea de avales del Gobierno vasco con Elkargi para atender las necesidades, sobre todo, de pymes y autónomos. En Spri hemos puesto en marcha el Bideratu Covid19, 20 millones de euros, para apoyar financieramente a empresas que están en dificultades a causa del virus. Además, con el objetivo de aflojar las tensiones de tesorería, en algunos programas de ayudas a las empresas hemos acelerado los pagos para que reciban dinero antes y en sentido contrario donde tenemos empresas inquilinas, en parques tecnológicos o industrialdeak, hemos aplazado los arrendamientos.

¿Han notado un bajón en la demanda de ayudas de 'startup'?

—No hay un bajón importante. Estamos manteniendo la solicitud de apoyo a nuevos negocios a través de los BIC (Business Innovation Center), en la misma línea, más o menos, que en años anteriores. Quizás sí estén surgiendo más proyectos que tienen que ver con la situación sociosanitaria, en el ámbito de la digitalización, pero mantenemos los números.

Es curioso que sea así en un momento en el que montar un negocio es poco menos que una heroicidad.

—Hay dos vertientes. Está el momento de incertidumbre y las necesidades de liquidez y financiación y el reparo que genera lanzarse a la aventura de iniciar un negocio. Pero desde el otro lado de la moneda, en momentos de incertidumbre y de cambio surgen oportunidades y los emprendedores son ávidos a la hora de ir a por ellas.

¿Cómo están portándose los mercados tradicionales de Euskadi?

—Los diez principales mercados suman un 68% de las exportaciones de Euskadi y las ventas han caído en torno a un 24% en el primer semestre. Esperemos que el descenso haya tocado suelo y vayamos remontando poco a poco en el segundo semestre.

¿Hay algún mercado que sea favorable en esta situación para la economía vasca?

—Es una crisis global y casi, casi nadie puede escapar a ella. No obstante, desde nuestra agencia de internacionalización, Basque Trade & Investment, analizamos donde puede haber oportunidades para exportar. Está américa latina, con países como Colombia, Perú, Chile y Brasil, donde hay oportunidades en el ámbito de la energía eólica y solar, pero también en la distribución de energía. Y también en cuanto a soluciones de medioambiente: la gestión del agua, la gestión de los residuos o soluciones de movilidad urbana. También está India, aplicable a todos estos ámbitos, pero especialmente porque tiene una dimensión geográfica y demográfica que es continental. Japón y Corea del Sur son mercados en los que observamos oportunidades en el campo de la máquina herramienta tecnológica, en los componentes de automoción y en el sector energético porque apuestan de manera importante por las energías renovables. Y como cuarto ámbito geográfico interesante destacar países en desarrollo, del Este de Europa, o países de Asia central y África, que ofrecen oportunidades de desarrollo en infraestructuras, agua, saneamientos, puertos, aeropuertos, carreteras, líneas ferroviarias.

 

Reconocimiento. La plataforma de innovación abierta de industria inteligente, BIND 4.0, de Spri, ha sido seleccionada como ganadora en la XIV edición de los Premios Europeos a la Promoción Empresarial, organizados por la dirección general de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pyme de la Comisión Europea, en la categoría de mejora del entorno empresarial. Este premio reconoce las políticas locales, regionales y nacionales de fomento del emprendimiento.

"Ahora nos toca resistir y tratar de mantener los pedidos y Spri tiene que dar apoyo a las empresas para que mejoren su liquidez"

"Es importante no olvidar el medio y largo plazo, porque esto pasará algún día y hay que estar preparados para lo que vendrá en el futuro"


noticias de deia