El presidente de Cebek advierte de que "no podemos dejar caer a ninguna empresa"

Insiste en potenciar las ayudas porque, según Iñaki Garcinuño, son la base del empleo y los ingresos de mañana

02.07.2020 | 00:17
Iñaki Garcinuño, presidente de la organización empresarial Cebek, ayer en una jornada sobre la reconstrucción tras el covid 19.

BILBAO – "No se puede dejar caer una empresa sin ayudarla, sin ofrecerle aplazar pagos o darle apoyo porque en esa continuidad está el empleo y la recaudación fiscal de mañana", afirmó rotundo el empresario vasco Iñaki Garcinuño, presidente de la organización empresarial Cebek, en un claro mensaje a la sociedad vasca sobre la importancia de las empresas para poder superar la más que complicada situación económica generada por los efectos de la pandemia del coronavirus.

Garcinuño intervino en una jornada organizada por la organización vizcaina Cebek y la asociación de empresarias y directivas AED para analizar desde diferentes puntos de vista la actual situación y las vías para la reconstrucción de la economía tras la crisis del coronavirus.

El presidente de Cebek destacó el importante papel de las empresas como generadoras de empleo y riqueza y realizó un llamamiento para apoyar a las sociedades y evitar una destrucción del tejido empresarial vasco como el que aconteció en la anterior crisis de 2008. De ahí, según Garcinuño, la importancia de ayudar a la empresa porque, "en su continuidad o no, está la recaudación del mañana o el paro", ya que la calidad de vida "no cae del cielo, tiene un origen claro: la empresa".

En la jornada dieron sus visión de la situación representantes de empresas como Euskaltel, Grupo Eulen, Batz-Automoción, Rafael Matías o Puntuan Consulting.

Iñaki Garcinuño aprovechó la ocasión para reiterar la necesidad de reflexionar y reconocer la importancia que tiene la empresa en la sociedad y "sobre las consecuencias que su existencia o su ausencia tienen para el territorio".

No hay que olvidar que mantener el estado de bienestar sólo es posible con ingresos fiscales, ingresos que sólo son factibles si hay empresas competitivas que ganan dinero, generan riqueza y empleos.

En este sentido, el máximo responsable de Cebek valoró que, "tanto los profesionales autónomos como las pymes o las grandes compañías", realizan "una gran aportación" a la calidad de vida y al empleo de la sociedad del País Vasco.

Iñaki Garcinuño recordó que esta crisis, primero sanitaria y después económica, ha condicionado la vida personal, familiar y social pero también ha supuesto unos "meses de inactividad económica", que han hecho que los cimientos de la mayoría de las empresas "estén temblando hasta el punto de poner en riesgo la desaparición de proyectos, de recursos y de empleo".

Una vez más, el empresario vasco recordó que desafortunadamente el País Vasco de hoy "no es un territorio sobrado de proyectos empresariales", sino "más bien al contrario" porque "cada vez cuesta más crearlos".

Como recuerdan a veces algunos sindicatos vascos es más fácil mantener una empresa, –con su conocimiento, sus redes de proveedores y clientes etc–, que poner una nueva en marcha desde cero. "Por ello, –insistió Garcinuño en un aviso a navegantes–, no podemos dejar caer una empresa sin que hayamos hecho el esfuerzo de ayudarla, de financiarla, de aplazarle pagos, de aconsejarla, de ofrecerle un camino común junto con otra empresa o, al menos, animarla a seguir".

Apoyo de las instituciones Garcinuño indicó que es consciente del "importante esfuerzo" que están haciendo todas las administraciones y se ha actuado con "rapidez, con los recursos al alcance de la mano y siendo conscientes de la dimensión de la caída". El presidente de Cebek agradeció todas las medidas que se están planteando y la "interlocución fluida" que se mantiene con los Ejecutivos y las administraciones.

Iñaki Garcinuño indicó la importancia de mantener la confianza en el futuro, algo que "tiene más peso de lo que parece". "Mantener la esperanza en un futuro parecido al que teníamos en febrero ayuda a sostener el espíritu emprendedor que requiere todos los días abrir la persiana de cualquier negocio, por pequeño o grande".

Por su parte, el presidente de Euskaltel, Xabier Iturbe, analizó la situación actual del grupo y se mostró optimista porque "estamos contentos de cómo está yendo Virgin Telco", la marca con la que afronta su expansión en España.

Iturbe reconoció que las telecomunicaciones han sido un sector afortunado porque el covid no les ha impactado negativamente en sus cuentas. "Todo lo que fue presencial, de nuevas altas, se frenó, pero en el negocio, la facturación subió aunque no tanto porque la gente suele tener tarifas planas".

"Somos conscientes del importante apoyo de todas las administraciones"

Iñaki Garcinuño

Presidente de Cebek

"En el sector de las telecomunicaciones el covid no ha afectado negativamente"

Xabier Iturbe

Presidente de Euskaltel

noticias de deia