España sigue con el octavo salario mínimo de Europa

Los 13.300 euros anuales del Estado español continúan muy por debajo del nivel de países como Francia, con 18.200

03.02.2020 | 06:21

bilbao - La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para este año, un 5,5% hasta 950 euros en 14 pagas, mantiene a España en la octava posición de entre 22 países europeos. Una lista que lidera Luxemburgo con 2.071 euros y cierra Bulgaria, con 286 euros, según datos de Eurostat.

De acuerdo con los datos incluidos en la memoria de impacto del alza del SMI que el Gobierno español aprueba esta semana, España lidera el nivel intermedio de la clasificación, un lugar que mantendrá tras la subida a 13.300 euros anuales en 2020, es decir 1.108 euros mensuales en 12 pagas, la forma en la que Europa compara este salario.

Así, con esos 1.108 euros España seguirá, a la espera de que se actualicen las evoluciones del SMI en el resto de Europa, entre Francia (con 1.521 euros en 2019) y Eslovenia (886,6 euros). En el nivel intermedio también se enmarcan Malta, Grecia, Portugal, Lituania y Estonia.

La clasificación la lideran siete países enmarcados en el nivel alto, si bien desde Luxemburgo hasta el segundo en el ránking (Irlanda, con 1.656 euros), hay una amplia brecha. Les siguen Países Bajos, Bélgica, Alemania, Reino Unido y Francia. En la parte baja se sitúan Bulgaria, Letonia, Rumanía, Hungría (todos por debajo de 500 euros), Croacia, República Checa, Eslovaquia y Polonia (estos por debajo de 530 euros).

La memoria del Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez recuerda que algunos países europeos no tienen salario mínimo como Italia o Chipre, donde actualmente se está debatiendo sobre la conveniencia o no de incluir un mínimo salarial, Dinamarca, Suecia, Finlandia o Austria. En cuanto a Alemania, el ejecutivo germano lo introdujo recientemente tras un intenso debate en el país.

A mediados de enero, la Comisión Europea dio el primer paso, al abrir consulta pública sobre el tema, para que en el futuro todos los países de la Unión Europea establezcan un salario mínimo "justo". La idea no es fijar un salario mínimo común en todos los países sino asegurar que los existentes en cada estado permiten tener unos ingresos decentes.

Aunque la Comisión no plantea una cifra, el ahora vicepresidente de la institución, Frans Timmermans, propuso que el salario mínimo fuese de al menos el 60% del sueldo medio del país, que ahora no se alcanza en la mayoría. - DEIA/Efe

Noticias relacionadas

noticias de deia