sistema propio para las hipotecas

Notarios vascos se plantan ante “la imposición” del consejo estatal

El sistema único de envío de datos hipotecarios puesto en marcha desde el consejo general desata el malestar en las notarías de Euskadi, decididas a usar su propia conexión con la banca

09.02.2020 | 05:35
Una joven contempla los anuncios de alquiler y venta en una inmobiliaria.

El sistema único de envío de datos hipotecarios puesto en marcha desde el consejo general desata el malestar en las notarías de Euskadi,

bilbao - La nueva ley de hipotecas ha abierto una brecha entre el Consejo General del Notariado (CGN) y los notarios vascos. A solo una semana para que la norma entre en vigor, los bancos aún no tienen claro cómo será el sistema digital por el que deben enviar a las notarías la documentación del crédito. Desde el consejo estatal se ha dado la orden de que este paso, obligatorio a partir del día 16, se realice únicamente a través de su plataforma digital, lo que ha generado un profundo malestar en una parte importante del colectivo. Los notarios vascos, que ya han preparado su propio mecanismo de transmisión de datos adaptado a las principales entidades de Euskadi, hablan de "imposición" y aseguran que seguirán adelante con su sistema porque están amparados por la ley.

"Nosotros vamos a usar nuestra plataforma sí o sí", declara a DEIA el notario bilbaino Manuel López Pardiñas, que pone voz al malestar que vive una parte "muy mayoritaria" de los notarios de Euskadi. Ha sido presidente del Consejo General del Notariado y decano del colegio vasco, y ahora critica con dureza la decisión tomada por la actual dirección del colectivo a nivel estatal. "No pueden imponernos su plataforma", denuncia López Pardiñas, molesto por el hecho de que el CGN intente "monopolizar" el requerimiento de envío de información precontractual desde el banco al notario. El cliente deberá acudir a la notaría para recibir asesoramiento sobre el contrato al menos diez días antes de firmar la hipoteca.

Aunque es una cuestión técnica, si no hay un arreglo en los próximos días a partir del día 16 los bancos podrían tener serias dificultades para cerrar el contrato hipotecario. Como informó ayer este periódico, gran parte de las entidades españolas habían puesto en marcha ya su propia plataforma digital de envío de datos antes de que, el pasado 17 de mayo, el CGN diese la orden a los notarios de funcionar con Ancert, la página del consejo. Entre ellas están algunas de las principales entidades vascas, caso de Kutxabank, que desconocen por ahora por qué cauce deberán enviar las hipotecas al notario a partir del día 16.

¿Hay riesgo real de que el negocio hipotecario se paralice? La banca prefiere no alimentar la incertidumbre y confía en que la polémica se resuelva antes del día 16, pero nadie tiene claro que vaya a ser así. Aunque pueda parecer una cuestión menor, si ese sistema de conexión banco-notaría no está perfectamente engrasado será imposible cumplir con la nueva ley hipotecaria. "El problema está en el sobre, no en la carta", ilustra López Pardiñas, decidido a funcionar con el sistema diseñado por notarios y entidades vascas. "No digo que no se use la plataforma Ancert, pero que no nos la impongan", concluye.