construcción naval

Murueta bota el primer remolcador dual del Estado

El astillero vasco está trabajando en seis buques, dos a punto de iniciar

09.02.2020 | 03:41
El ‘Ibaizabal Quince’ puede ser propulsado con gas y fuel.Foto: Oskar M. Bernal

El astillero vasco está trabajando en seis buques, dos a punto de iniciar

BILBAO - La empresa vasca de construcción naval Astilleros Murueta mantiene su actividad con perspectivas positivas gracias a su especialización en nichos concretos del mercado naval como el de los remolcadores o el de los barcos pesqueros-factoría, y ayer procedió a realizar en aguas de la ría del Nervión, desde sus instalaciones de Erandio, la botadura de un moderno e innovador buque remolcador de puerto para la compañía Remolcadores Ibaizabal que destaca por ser el primero en la península ibérica que operara con un sistema mixto de propulsión LFO-FHO y LNG, que contempla el uso de motores que pueden trabajar con gas o con fuel.

El barco, denominado Ibaizabal Quince, está destinado a operar en aguas del puerto, tiene 28 metros de eslora y 12 metros de manga, y puede desarrollar una fuerza de 57 toneladas TBP, que es la cantidad de fuerza de tracción que un remolcador es capaz de aplicar a un punto fijo a una velocidad de cero (0) nudos en determinadas condiciones.

El remolcador está propulsado por dos motores Wartsila 9L20DF TIER III, de 1.665 Kwx que pueden utilizar LNG (gas natural licuado) como combustible. Además cuenta con dos equipos de agua a alta presión para desempeñar labores de lucha contra el fuego.

Este tipo de buque es muy novedoso y cuenta con pocos precedentes en Europa. De hecho, otro astillero del Estado, Gondan, ha construido el primer remolcador, no de puerto como Murueta sino de altura, con propulsión dual, para el armador noruego Østensjø Rederi. Diseñado por una firma canadiense, el remolcador de Gondan, de 40 metros de eslora, da servicio a la flota de la empresa noruega Statoil en el Ártico.

Astilleros Murueta ya ha colaborado en los últimos tiempos con la empresa Ibaizabal. De hecho, el constructor naval vizcaino se encargó de entregar en 2017 el remolcador Ibaizabal Catorce, de propulsión tradicional, y también ha realizado la transformación del buque Oizmendi, para que sea capaz de transportar gas natural licuado y poder abastecer a los nuevos buques con motores de propulsión a gas en los puertos que no disponen de instalaciones fijas de repostaje de LNG.

La carga de trabajo actual de Astilleros Murueta está formada por seis buques. Además del citado remolcador, el astillero vasco tiene en construcción dos buques pesqueros-factoría, para el armador groenlandés Royal Greenland; un buque de transporte de pescado vivo para el armador noruego Alsaker y en breve tiene previsto comenzar la construcción de un nuevo buque arrastrero para Ice Trawl Greenland y de un buque atunero congelador para el grupo Jadra.

noticias de deia