feria de la energía eólica

El congreso WindEurope tuvo un impacto económico de 10,5 millones

La organización destaca que la feria de la energía eólica celebrada en el BEC este mes ha “superado las expectativas”

09.02.2020 | 00:48
El certamen WindEurope 2019 abrió sus puertas el pasado 2 de abril en el BEC.Foto: J.M. Martínez

La organización destaca que la feria de la energía eólica celebrada en el BEC este mes ha “superado las expectativas”

BILBAO - A la espera de los ingresos que generarán en las compañías los contratos que se cerraron durante la feria y los que se materializarán los próximos meses, el Congreso WindEurope 2019 ha generado ya un impacto económico en Euskadi de 10,5 millones de euros en términos de Producto Interior Bruto. La Asociación Europea de Energía Eólica, organizadora del evento, afirmó ayer en un comunicado que esta inyección económica, sumada a las cifras de participación y actividad comercial del congreso, "supera las expectativas" que había generado la cita a su paso por Euskadi.

La patronal del sector ya avanzó tras bajar a principios de este mes la persiana del evento y hacer un balance inicial que, aunque las dos próximos congresos ya tienen adjudicado emplazamiento, Hamburgo (2020) y Copenhague (2021), Bilbao estará sin lugar a dudas en las quinielas de ediciones futuras. WindEurope insistió ayer en esa idea tras constatar el gran impacto que ha tenido el certamen.

Con Iberdrola y Siemens Gamesa como grandes atractivos vascos para las empresas extranjeras, el Bilbao Exhibition Centre (BEC) se convirtió del 2 al 4 de este mes en la capital mundial de la energía eólica. La cita contó con la participación de 8.500 profesionales de 80 países. Estuvieron presentes todos los grandes del sector y también las pymes que están creciendo de la mano de las multinacionales.

Con esos números en la mano, los responsables del BEC destacaron ayer a través de una nota de prensa que el congreso de la generación de energía eólica tuvo un impacto económico "muy alto" por el carácter internacional de los profesionales participantes en el certamen.

En concreto, más de un 50% de los asistentes procedía de fuera del Estado español y los países con mayor representación fueron Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Francia, Holanda, Bélgica, Italia, Estados Unidos. Portugal, Noruega y Suecia. En definitiva, pasaron por el BEC compañías de todos los países en los que la actividad eólica está creciendo de forma constante los últimos años y lo seguirá haciendo por las expectativas que genera esta actividad industrial.

una cita de "futuro" También a través de un comunicado, el CEO de WindEurope, Giles Dickson, resaltó por su parte que "celebrar nuestro evento anual aquí [en Euskadi] ha sido una muy buena experiencia para la industria eólica europea y la presencia en el territorio de una base industrial muy importante en el sector eólico, que sigue creciendo, es también una razón de primer orden".

El balance de esta edición "deja la puerta abierta para que Bilbao Exhibition Centre acoja nuevas ediciones de WindEurope en un futuro". El evento tiene su sede fija en los años pares en Hamburgo y es itinerante en los impares. De modo que habrá que esperar hasta 2023 para tener la posibilidad de albergar un nuevo encuentro de estas características.

A la predisposición de repetir en Bilbao de la organización, se une también la de los agentes locales que trabajaron para traer el evento a Euskadi. Tanto las empresas -con Iberdrola y Siemens Gamesa a la cabeza- como las administraciones -Gobierno vasco y Diputación de Bizkaia- que han formado parte de la edición que se acaba de cerrar han mostrado un gran interés por acoger de nuevo este certamen, según explicaron los responsables del recinto ferial de Barakaldo.

En ese sentido, el Bilbao Exhibition Centre anunció ayer que "trabaja en la captación y organización de eventos relacionados con sectores estratégicos y proyección exterior para reforzar el posicionamiento de Euskadi como destino de negocios internacional".

En la programación de este año del recinto ferial y congresual vasco destacan certámenes internacionales ya celebrados como Rail Live -sector ferroviario-, Architect at Work o World Maritime Week -que agrupó a la industria pesquera, construcción naval, actividades portuarias y energías renovables marinas-. Para junio está programada + Industry, la suma de siete ferias industriales a la que ya han confirmado su asistencia más de 1.000 empresas.

La apuesta de Euskadi por la industria de la energía verde va más allá de la actividad eólica. De hecho, mañana miércoles se iniciarán en Arasur (Ribavellosa) las obras para la instalación del mayor parque fotovoltaico de Euskadi, que con 24 megavatios (MW) de potencia instalada duplicará la producción actual de energía solar en la comunidad. Ekian estará provisto de 67.000 paneles solares y el proyecto esta liderado por el Ente Vasco de la Energía (EVE) y LKS Krean, la cooperativa de ingeniería de Grupo Mondragón.