vendieron casi 4.300 vehículos

El Plan Renove incrementa la venta de coches en Euskadi más del 20%

Las ayudas del Gobierno vasco estimulan el mercado en un contexto de caídas a nivel estatal

08.02.2020 | 23:11
Un empleado observa el motor de un coche en un concesionario de Bilbao.

Las ayudas del Gobierno vasco estimulan el mercado en un contexto de caídas a nivel estatal

Bilbao - Los concensionarios vascos vendieron casi 4.300 vehículos en marzo, un 21,2% más que el mismo mes del año anterior. El arreón se debe al Plan Renove aprobado por el Gobierno vasco para fomentar el uso de coches menos contaminantes, que incluye ayudas para las operaciones realizadas a partir del 1 de marzo. Un repunte de las ventas que contrasta con el bajón en el mercado español, que matricula un 4% menos que el año anterior.

Las cifras hechas públicas ayer por las patronales del sector Anfac, Faconauto y Ganvam confirman que el Plan Renove ha espoleado el mercado en Euskadi. Febrero fue un mes de contención por parte de los consumidores a la espera de poder acceder a las ayudas, lo que dio continuidad al retroceso en las ventas registrado en enero. El mal arranque de año queda parcialmente compensado con el tirón de marzo, y es previsible que los efectos positivos de las ayudas de Lakua se prolonguen este mes de abril.

El programa de incentivos cuenta con un presupuesto de 5 millones de euros que en principio darán para sustituir alrededor de 2.200 vehículos, con una subvención media de entre 2.250 y 3.000 euros. Entran en el plan coches híbridos, eléctricos y, en el caso de diésel y gasolina, únicamente los modelos que cuenten con la calificación energética A. Este requisito deja a los consumidores un margen de maniobra limitado a la hora de elegir coche, aunque por ahora los datos indican que el plan ha tenido buena acogida. El aumento de las solicitudes hace que muchos concesionarios estén dando plazos de entrega del nuevo vehículo de semanas incluso dos y tres meses.

La mayor parte de los vehículos matriculados en Euskadi en marzo fueron de gasolina, cuyas ventas subieron un 31%, mientras el diésel continúa bajando ante la incertidumbre que rodea a este combustible. En cuanto a los alternativos como eléctricos o híbridos se vendieron el mes pasado 540 unidades, el triple que el mismo mes de 2018. Este tipo de vehículos cuenta además con incentivos del Ejecutivo español, que son incompatibles con el programa vasco. El Plan Moves de Madrid cuenta con algo más de 2 millones de presupuesto y ayudas de hasta 6.500 euros por vehículo, si bien la cuantía depende del nivel de autonomía del coche.

Aun así, el mercado español cerró el séptimo mes consecutivo de bajada de ventas, en este caso el 4,3%, con un descenso acumulado en el primer trimestre del 7%. Euskadi no logra salir de los números rojos en el cómputo de los tres primeros meses del año, aunque la mejoría de marzo apunta en la buena dirección.