Altuna y Jaka, fieles a sus propias armas

Altuna y Jaka se citaron el jueves en el Bizkaia de Bilbao para la elección de material de cara a la final del domingo y apuntaron que la clave del choque estará en llevar la iniciativa

27.11.2020 | 00:44
Erik Jaka y Jokin Altuna posan en el Bizkaia con las pelotas escogidas para la final.

Ser fieles a sí mismos. Es la idea que ronda en la cabeza tanto de Jokin Altuna como de Erik Jaka de cara a la final de este domingo. Esa fe en sus propias posibilidades les permitió clasificarse para la gran cita y ahora, en el último escollo antes de colocarse la txapela, los experimentos quedarán aparcados y el único objetivo será poner a punto todo su repertorio de armas para buscar la gloria del Manomanista. Por ello, los dos finalistas no quisieron probar un material diferente y en la elección del jueves buscaron en el cestaño pelotas similares a las que escogieron en ocasiones anteriores. Unos cueros pensados más en el beneficio propio que en incomodar al rival. Fue una búsqueda exitosa para ambos y ahora, con toda la liturgia ya aparcada, su mente está puesta en apurar su puesta a punto antes de que la txapa decida el primer sacador.

La final, al igual que ocurre en la mayoría de los encuentros manomanistas, será una lucha por hacerse con el bastón de mando. La iniciativa es un bien preciado en los duelos individuales y defender nunca resulta plato de buen gusto. "El que lleve la iniciativa tendrá mucho ganado. Hoy en día, al ritmo en el que se juega, si estás mucho tiempo defendiendo es muy difícil ganar. Lo primero es coger la iniciativa y luego hay que aprovechar las oportunidades que surjan a partir de ahí", reconoció Jaka. El lizartzarra, muy acertado con el saque durante todo este campeonato, tratará de mantener esa tónica y mandar desde ese primer pelotazo. Ese será su deseo y Altuna tratará de evitarlo a toda costa. "Hay que intentar sacar el máximo provecho cuando estás mandando porque si haces errores se paga bastante. También, cuando el otro esté mandando, hay que saber sufrir. Erik cuando ha cogido el saque durante este campeonato ha hecho tacadas y evitarlo será mi objetivo", apuntó el amezketarra.

Ambos también tienen claro que salirse de su juego habitual supone entrar en un terreno peligroso. "Me tengo que centrar en lo mío. No puedo estar pensando en lo que puede hacer Jokin, porque puede ser cualquier cosas. Sabiendo que habrá fases del partido en las que tendré que sufrir mucho, en las que me meterá tantos que me harán sentir rabia, tengo que mantenerme frío y aprovechar mis oportunidades", declaró Jaka. Los dos pelotaris vivieron partidos de todo tipo durante el transcurso del campeonato. Dejaron clara su enorme capacidad de sufrimiento y con el viento de cara se mostraron letales.

Misma mentalidad, pero experiencia muy diferente. Está será la sexta final individual de Altuna, mientras que Jaka afronta su primer compromiso a este nivel. Ese factor ejerce como una razón para el favoritismo del amezketarra, que aun así reconoce que no le da demasiadas vueltas a la condición otorgada por la cátedra: "Cuando gané mi primera final, la de Aimar era la 25. Las estadísticas no ganan partidos y aunque sea la sexta, el nerviosismo siempre está". La ventaja para Altuna es que este nerviosismo no es nuevo para él, ya vivió las mismas sensaciones. Por su parte, Jaka afronta la final y los días previos con la sensación de la primera vez. Todo es nuevo. "Lo estoy viviendo con mucha felicidad. Le estoy dando vueltas a la final, como es normal, porque no es algo que se viva cada día. Pero sin ningún problema y firmaría vivir cada año una semana así", afirmó el lizartzarra.

Será una final entre dos pelotaris que se conocen bien dentro y fuera de la cancha. Dos manistas que comparten una amistad que quedará "en pausa" mientras estén en la cancha. "Me alegra muchísimo que esté en la final. Estoy muy contento de que le vaya muy bien en la pelota pero el domingo quiero que me vaya bien a mí", comentó Altuna. Final atípica, que ambos protagonistas repetirían sin dudar. "Ojalá todas las finales que juegue, sean contra él y las que ha jugado él, que son bastantes más, hubieran sido contra mí", añadió Jaka. Muestra de una amistad que vivirá un paréntesis en dos días.
 

LA ACTUALIDAD

Mano. Con el Manomanista a punto de vivir su final y el desenlace del Parejas a la vuelta de la esquina, el próximo Cuatro y Medio empezará a dibujar su composición hoy, a partir de las 22.15 horas en el frontón municipal de Bergara. Joanes Bakaikoa se medirá a Iraitz Zubizarreta. Será un encuentro en el que la dureza del delantero de Etxarri-Aranatz se pondrá a prueba ante la capacidad rematadora del ataundarra, que en su primer año como profesional ya sabe lo que es jugar el Manomanista de Primera y tratará de ganarse un hueco también con los mejores en la 'jaula'.

Cesta. El Grand Slam de Donostia celebra hoy sus semifinales en el Carmelo Balda. Zuloaga y Zabala, la gran sorpresa de los cuartos de final, se medirán a Beaskoetxea y Del Río. En el segundo encuentro, Hormaetxea y Mancisidor, pese a su ligero favoritismo, tendrán un difícil enfrentamiento ante Arbe y Urtasun.

El cuatro y medio da el primer paso

La actualidad

"Me tengo que centrar en lo mío. No puedo estar pensando en lo que hará Jokin"

Erik Jaka

Delantero de Aspe

"Las estadísticas no ganan partidos y aunque sea la sexta final, el nerviosismo está ahí"

Jokin Altuna

Delantero de Aspe


noticias de deia