El metrónomo de Artola y Rezusta

Ganan el Masters CaixaBank con una exhibición de pegada en la final de Bilbao ante Altuna III-Imaz

28.09.2020 | 01:12
Rezusta y Arlona con la txapela de ganadores

Altuna III-Imaz9

Artola-Rezusta22

Duración: 59:13 minutos de juego.

Saques: 1 de Artola (tanto 19).

Pelotazos: 529.

Tantos en juego: 5 de Altuna III, 2 de Imaz, 5 de Artola y 5 de Rezusta.

Errores: 2 de Altuna III, 7 de Imaz, 1 de Artola y 1 de Rezusta.

Marcador: 1-0, 4-1, 5-2, 6-3, 7-17, 7-18, 8-19, 9-20 y 9-22.

Incidencias: Partido correspondiente a la final del Masters CaixaBank disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. Todas las entradas vendidas. En el primer partido, Elezkano II-Bikuña ganaron a Agirre-Aretxabaleta (22-12).

El brazo izquierdo de Beñat Rezusta fue el metrónomo que marcó el ritmo de la final del Masters CaixaBank. Comenzó frío y dio esperanzas a Jokin Altuna y Ander Imaz, pero cuando entró en calor destrozó el encuentro a base de durísimos golpes. Su pegada hizo desaparecer al delantero amezketarra de todo campo de acción y el oiartzuarra acabó saturado, incapaz de achicar la continua lluvia de pelotazos a la que fue sometido. Además, no solo el zaguero de Bergara castigó a sus rivales. Iñaki Artola entendió a la perfección las necesidades del partido. Sacrificó parte de su lucimiento personal para encauzar la victoria y se agarró al trabajo para terminar desesperando a los colorados. El 9-22 final fue la evidencia de la diferencia que hubo entre las dos parejas. Solo en los primeros compases se vio un choque igualado. Emoción que terminó de golpe cuando el brazo de Rezusta se desató.

Altuna e Imaz vivieron en este torneo al borde del alambre. Las remontadas fueron una constante para ellos y su pelea les permitió llegar al encuentro definitivo. En la final salieron con las ideas claras, con la intención de no regalar la mínima ventaja a sus rivales. Agresivos desde el primer pelotazo y con el amezketarra de dulce, llevando el peso de los tantos y acabando con maestría. Imaz fue capaz de aguantar a Rezusta, incluso por momentos le enseñó la espalda, y eso facilitó las cosas a los colorados. La igualdad era máxima, como se vio en el tanto de 119 pelotazos vividos para el 4-2, pero el amezketarra tuvo una capacidad superior para desequilibrar las jugadas y el electrónico reflejó el 6-2.

En el siguiente tanto los azules comenzaron a desperezarse y el dominio del tanto fue más evidente. Un pelotazo de Rezusta pegado a la pared izquierda no pudo ser levantado (6-3), hubo cambio de pelota y el partido cambió drásticamente. Todo el juego se volcó en los cuadros traseros e Imaz tuvo que fajarse en una tarea poco agradable. Defender y aguantar fue la única estrategia posible para los colorados y tres errores consecutivos del zaguero de Oiartzun igualaron el encuentro a seis.

El bombardeo no paró y la frustración empezó a ser evidente en los colorados. La pelota no paró de pasar por encima de la cabeza de Altuna y el amezketarra mostró su enfado con varios gestos. Cada tanto fue un mazazo a la moral de los colorados y la tacada se alargó hasta los 15 tantos (6-17).

Ya con el encuentro decidido, Altuna logró un dos paredes que les devolvió el saque (7-17). Fue un pequeño destello de calidad en un día oscuro, demasiado intermitente para poder discutir la victoria a dos pelotaris en un estado de forma excelso y que supieron aprovechar a la perfección su mayor pegada. El fin de la tacada no fue el fin del dominio azul. Altuna e Imaz no pudieron cambiar la dinámica del choque. Rezusta siguió con su mando en los cuadros largos y Artola dio un paso adelante para acabar con toda resistencia. El alegitarra buscó con más ahínco el remate y aprovechó las oportunidades que tuvo. La defensa de los colorados alargó ligeramente el encuentro. Pero Artola y Rezusta, los mejores de este Masters CaixaBank, impusieron su ley y cerraron el choque sin problemas.