Aiegi lanza al mejor Aimar

El veterano delantero de Goizueta, imparable, brilla junto a Zabaleta para sumar la cuarta victoria seguida ante la impotencia de Jaka y Albisu

01.08.2020 | 00:19
Aimar Olaizola brilló con luz propia en el duelo de ayer.

Olaizola II-Zabaleta22

Jaka-Albisu18

Duración: 64:25 minutos de juego.

Saques: 2 de Olaizola II (tantos 7 y 20).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 490 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 11 de Olaizola II, 3 de Zabaleta, 13 de Jaka y 1 de Albisu.

Errores: 1 de Olaizola II, 3 de Zabaleta y 6 de Albisu.

Marcador: 0-1, 1-1, 1-2, 2-3, 2-4, 3-8, 4-9, 5-9, 9-9, 11-10, 12-10, 13-11, 13-13, 14-15, 15-15, 20-16, 21-18 y 22-18.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la liguilla de cuartos de final del Masters CaixaBank de la LEP.M disputado en el frontón de Aiegi. En el primer partido, Darío-Garmendia ganaron a Arretxe II-Salaverri II (22-11), poniendo así el punto final a la trayectoria como profesional de Arretxe II, ovacionado en su despedida.

Bilbao – El frontón de Aiegi, vivo y eléctrico para dotar de una alta tensión al juego, se vistió ayer de largo en un estreno que sonrió a Aimar Olaizola y José Javier Zabaleta, quienes sumaron su cuarta victoria consecutiva en el Masters CaixaBank al imponerse 22-18 al binomio formado por Erik Jaka y Jon Ander Albisu. El encuentro, vibrante de principio a fin con 64 minutos de duración, exigió un elevado ritmo de piernas a los cuatro contendientes, que se fajaron en un alarde de físico e intensidad con suerte desigual. Ambas parejas, con la moral intacta después de triunfar en la jornada anterior, ofrecieron un espléndido espectáculo en un frontón que, eso sí, sacó a relucir la mejor versión de Olaizola II.

Pasan los años y el veterano delantero de Goizueta, que cumplirá 41 años el próximo 13 de noviembre, continúa regalando exhibiciones. La última llegó ayer para lamento de la alianza azul, que nada pudo hacer por contener el huracán de golpes maestros que desató el navarro, iluminado en un choque que finalizó con dos saques y once tantos en juego en su haber. Hasta trece coleccionó en el bando rival Jaka, desatado también en Aiegi, pero eclipsado por la brillante luz colorada que desprendió Aimar, quien se apoyó en un solvente Zabaleta para poner la directa en un campeonato en el que va a más. El triunfo de ayer, además, llegó con remontada incluida, pues fueron Jaka y Albisu quienes mandaron en el primer tramo.

Con el delantero de Lizartza atinado desde el saque inicial, los azules, que asomaban igualados a victorias con colorados en la clasificación, adquirieron una renta de seis tantos con el 2-8. Para entonces, sin embargo, Olaizola II había dado muestras de estar ante una de esas tardes en las que la sonrisa le delata. Consiguió poner el primer empate en el marcador (9-9) con un tremendo gancho de izquierda que auguraba ya tormenta para sus rivales. Siete tantos sumaban por cabeza Aimar y Jaka, que se negó a perder la cara a un partido en el que fue más que Albisu. No estuvo a su mejor nivel el zaguero de Ataun, que regaló hasta seis pelotas no forzadas, mientras su compañero de fatigas se esforzaba en los cuadros alegres por mantener el pulso a Olaizola II.

LA TRACA FINAL
 

Lo logró durante buena parte de la cita, hasta el punto de que el partido, preso de la igualdad, viajó hasta el 13-13 y 15-15 proyectando así dos nuevos empates. Con las espadas en todo lo alto, sin embargo, colorados dieron el arreón definitivo. Un parcial de 7-0 favorable a Aimar y Zabaleta, que volaron hasta el 20-15 después de que el de Goizueta alcanzara previamente los diez tantos en juego con una dejada de fantasía, amenazó con poner tierra de por medio.

Y así fue, a pesar de que un error no forzado diera alas a azules, que intentaron mantenerse en pie sin éxito escalando hasta el cartón 18 con un tanto que protestó Olaizola II al entender que el cuero propulsado por Jaka había tocado txapa. No tuvo mayor recorrido la polémica, pues con el 20-18 se consumó el principio del fin de un envite que no dio para más. El sexto y último error de Albisu interrumpió el intento de voltereta azul y una nueva dejada marca de la casa de Aimar puso el lazo a la tarde.

Sonríe el de Goizueta, lo agradece Zabaleta y lo lamentaron ayer dos pelotaris que mordieron el polvo en Aiegi pese a dar la cara hasta el último golpe de un duelo que cumplió las expectativas.