Mikel Urrutikoetxea: "Lo más lógico sería terminar el Parejas"

Mikel Urrutikoetxea afirma "llevar bien" el confinamiento por el coronavirus. Tiene una rutina establecida y no se salta sus entrenamientos a diario. No para.

05.04.2020 | 00:09
Mikel Urrutikoetxea posa para DEIA en su casa.

La decisión de que la segunda jornada de la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas se iba a posponer llegó dos días antes de que el Gobierno español decretara el estado de alarma y el confinamiento total debido a la crisis provocada por el coronavirus. Mikel Urrutikoetxea, que juega con Aimar Olaizola, se enteró después de haber elegido material en el Astelena de Eibar para un partido ante Joseba Ezkurdia y Julen Martija que no se llegó a celebrar y está en barbecho. El campeón vizcaino lleva desde entonces trabajando para no perder la forma. Entretanto, la incertidumbre ante el desconocimiento de cuándo se volverá a jugar y el Expediente de Regulación Temporal de Empleo pedido por Baiko y Aspe, que afecta a todos los trabajadores de las operadoras, se han instalado también en el Planeta Pelota.

Se han cumplido ya tres semanas desde que las instituciones decretaron el confinamiento por el coronavirus. ¿Cómo está llevando esta situación excepcional?

—Bien. Estoy tranquilo. Estoy aprovechando este tiempo para hacer otras cosas; sobre todo, para pasar más tiempo con la familia. Además, invierto todas las mañanas en realizar los entrenamientos que me manda mi preparador físico. Las tardes, en cambio, me las tomo con mas tranquilidad y hago otro tipo de actividades.

En muchas ocasiones es más complicado realizar las sesiones en casa. ¿Cómo se está apañando en los entrenamientos diarios?

—Hablo casi todos los días con el preparador. Él me manda todos los ejercicios que debo completar durante la semana. Hay algunos días que hago trabajo de desplazamientos, que es un poco más cañero, y el resto, hago hincapié en la fuerza. Para eso no tengo ningún problema, lo estoy llevando bastante bien. Estoy entrenando muy a gusto. Eso sí, nos faltan las sesiones técnicas de frontón. Intento hacer manos en la pared del garaje para que no se me ablanden, pero está claro que no es lo mismo que tener contacto con el frontón.

Respecto al físico, comenta que desarrolla sin problemas el trabajo de fuerza y de desplazamientos. ¿Dispone del material necesario para llevarlo a cabo?

—Sí. Lo tengo en casa para los ejercicios que suelo llevar a cabo habitualmente. Trabajo la fuerza sin problema. Estoy llevando a rajatabla los entrenamientos físicos.

Sin embargo, tal y como relata, al igual que el resto de pelotaris, lo que echa de menos es estar en la cancha€

—Sin duda. Al final, estar en contacto con el frontón es fundamental, pero también el ritmo de competición. Cuantas más semanas pasas sin jugar de blanco, más ritmo vas perdiendo. Todos los manistas profesionales estamos en la misma situación y hay que comprenderlo. Estamos en una tesitura en la que nos toca trabajar desde casa y hacer los entrenamientos en solitario. Cuando todo se solucione, ya pensaremos en el frontón. Volveremos encantados.

Comenta que hace manos en casa en la medida de lo posible.

—No siento que se estén ablandando. Las estoy manteniendo bastante bien. Intento realizar sesiones de media hora diaria o 35 minutos al día. Es nuestro trabajo y tenemos que intentar mantenernos lo mejor posible tanto en el aspecto físico como en las manos. Es lo que procuro hacer siempre.

¿Está llevando algún tipo de dieta específica?

—No. Sigo igual que siempre. Intento comer lo más limpio posible y seguir las pautas que estaba llevando hasta ahora. No he cambiado mucho: entreno al día alrededor una hora y media, porque valoro la continuidad del trabajo diario y la calidad por encima de la cantidad, y como comidas limpias.

Además, le quedan un montón de horas del día por delante. ¿Cómo suele ocuparlas? ¿Series, películas, libros€?

—Hago un poco de todo. Mi tiempo libre intento ocuparlo en hacer un poco de todo eso. Eso sí, todos los días cae alguna película.

Cuando se decretó el estado de alarma y se cerró la posibilidad de continuar con cualquier competición deportiva se encontraban inmersos en la segunda jornada de la liguilla de semifinales del Campeonato de Parejas y apenas quedan tres partidos para que se decida quiénes ganan la txapela. ¿Por dónde cree que irán los tiros del calendario manista cuando se levante el confinamiento y se pueda volver a la actividad?

—Vivimos en la incertidumbre de no saber cuándo volveremos a salir a la cancha, así que son todo hipótesis. Cuando se tome esa determinación, Baiko, Aspe y la Liga de Empresas se pondrán de acuerdo en qué hacer. Ellos tomarán la decisión más adecuada. Supongo que tendrán que amoldar el calendario. Creo que antes que empezar cualquier otra competición, ya sea el Manomanista o lo que sea, deberíamos terminar con la que hemos empezado en noviembre. Está a punto de terminar, ya que únicamente quedan dos jornadas de semifinales y la final, y considero que sería lo más lógico.

De todos modos, cuando se acabe esta etapa de enclaustramiento, los deportistas necesitarán de unas semanas de readaptación a la práctica de alto rendimiento, ¿no?

—Depende de cuándo sea, desde luego. Por ese lado, no creo que exista ningún problema, ya que tanto Aspe como Baiko Pilota buscarían lo mejor para sus pelotaris. A todos nos interesa dar el mejor nivel en la cancha.

Esta misma semana, Baiko Pilota, su empresa, anunció que se acogía a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y esa decisión afectaba a todos sus trabajadores, incluida la plantilla de pelotaris. ¿Cómo lo valora?

—Desde el primer minuto en el que nos consultaron desde la promotora, no tuve ningún problema. Si nos fijamos en la situación actual, creo que es lo normal. Hay mucha gente que lo está pasando mal en esta tesitura, que está perdiendo a sus seres queridos o que lo está pasando muy mal en los hospitales. Es algo que hay que entender. A nosotros, los pelotaris, nos toca quedarnos en casa y cumplir con todas nuestras obligaciones. Esperamos que poco a poco se vaya normalizando el problema y podamos salir a la cancha y retomar la actividad.

Al fin y al cabo, tanto Aspe como su empresa no están recibiendo ingresos por los festivales.

—Sin duda. Es lógico. Los ingresos de las promotoras profesionales se deben a la taquilla, a la publicidad, a los derechos de imagen y a la televisión y no se están celebrando partidos. Lo entiendo. En esta situación todos dejaremos de ganar dinero, pero lo importante es la salud de las personas y lo peor que puede pasar hoy en día es que hay gente que está perdiendo a sus familiares por el coronavirus.

"Todos dejaremos de ganar dinero, pero lo importante es la salud de las personas y lo peor que puede pasar hoy en día es que hay gente que está perdiendo a sus familiares"

"Entreno al día alrededor una hora y media, porque valoro la continuidad del trabajo diario y la calidad por encima de la cantidad, y como comidas limpias"