Comarcal de Lezama

Día para sacar músculo

Zubizarreta y Uriondo dan muy buena imagen en su victoria ante Etxebarria y Arrese, que caen a pesar de su gran defensa

29.02.2020 | 06:16
Ceremonia de entrega de premios en el Comarcal de Lezama.

Duración: 57:58 minutos de juego.

Saques: 1 de Zubizarreta (tanto 20).

Faltas de saque: Ninguna.

Tantos en juego 9 de Zubizarreta, 5 de Uriondo, 5 de Etxebarria y 2 de Arrese.

Errores: 2 de Zubizarreta, 2 de Uriondo, 3 de Etxebarria y 4 de Arrese.

Marcador: 1-0, 3-1, 4-4, 5-5, 6-5, 8-6, 9-8, 11-9, 12-9, 15-10, 16-10, 17-11, 18-11 y 22-11.

Incidencias: Partido correspondiente a la final del Campeonato Comarcal de Lezama. Lleno en el Frontón Municipal de Lezama.

Lezama - La pelota corre por las venas de Zubizarreta y Uriondo. El juego está ahí y solo falta desarrollarlo al máximo para alcanzar el siguiente nivel. El profesionalismo llama a la puerta de estos dos pelotaris. El delantero de Ataun ya tiene la fecha del debut marcada en el calendario, mientras su compañero de Gizaburuaga suena entre los posibles futuribles de Baiko. En la final del Campeonato Comarcal de Lezama ambos demostraron por qué están en la palestra. Vencieron por 22-11 a Etxebarria y Arrese, que a pesar de mostrar una gran defensa sufrieron demasiado para acabar el tanto. Uriondo llevó el peso del partido en los cuadros largos y Zubizarreta, pura clase, acertó a la hora de terminar. Una gran combinación que fue clara merecedora de la txapela.

Zubizarreta y Uriondo tuvieron una marcha más que Etxebarria y Arrese. Los azules no ahorraron ni un gramo de esfuerzo y su defensa fue titánica, lo que hizo que a pesar del abultado marcador final, el choque fuera duro y los tantos tuvieron que ser muy trabajados. Pero a la hora de terminar, los colorados acertaron mucho más. No permitieron ni el más mínimo error y cada pequeño despiste fue castigado con un nuevo cartón. La potencia del zaguero de Gizaburuaga abrió muchos espacios y no permitió que Etxebarria sacara a relucir su habilidad para el remate con regularidad. Por su parte, Zubizarreta comenzó algo frío y cedió mucho protagonismo a su compañero. Sin embargo, con el paso del encuentro empezó a entrar en juego y sus remates terminaron por sentenciar el partido a su favor.

Los colorados disfrutaron en la parte final, pero para vivir un final sin emociones fuertes tuvieron que madurar mucho el encuentro en su primera parte. El favoritismo era de Zubizarreta y Uriondo. Sin embargo, los azules quisieron romper todos los pronósticos y salieron respondones. No se amilanaron ante la mayor pegada de sus rivales y arriesgaron al máximo en las pocas oportunidades que les concedieron. Arrese, sin golpear con violencia la pelota, fue capaz de quitar el aire en muchas ocasiones al ataundarra y defendió con mucha solvencia. Lo mismo hizo Etxebarria, que dejó claro que es mucho más que un buen rematador y complicó mucho las cosas a Zubizarreta en los cuadros alegres. Pero a los azules les faltó acabar, algo que hicieron con facilidad los colorados. La dureza del choque jugó a favor de Zubizarreta y Uriondo, que cuando el cansancio entró en escena aprovecharon su capacidad para meter velocidad a la pelota y se fueron directos a por el cartón 22.

Por otra parte, en la final de promesas Aristegi y Gartzia se hicieron con la txapela tras ganar a Alberdi II y Etxebarria por 22-18. Los colorados, más hechos físicamente, impusieron su fortaleza y abrieron hueco desde los primeros pelotazos (10-2). Pero en los azules también había mucho juego y pocas ganas de perder. El partido ganó en dureza y la buena defensa de Alberdi y Etxebarria les permitió reengancharse al encuentro. En el cara a cara decisivo, un par de errores acabaron con la posibilidad de remontada.