Miriam Martínez dedica al Athletic su plata en los Juegos Paralímpicos

"El Athletic me dio la vida", recuerda la lanzadora de peso que tiene una relación especial con el club bilbaino

03.09.2021 | 01:07
Miriam Martínez, de rojiblanca durante su ingreso

MIRIAM Martínez ganó el pasado lunes la medalla de plata en lanzamiento de peso en los Juegos Paralímpicos de Tokio y entre sus agradecimientos, a la familia, a los amigos, a los entrenadores... se coló el Athletic. "Me disteis la vida en 2018 y hoy os dedico esta plata", escribió la atleta en sus redes sociales. Porque a pesar de ser alicantina, Martínez guarda una relación muy especial con el club rojiblanco. Un emotivo vínculo que comenzó hace tres años, cuando un derrame cerebral le dejó postrada en la UCI del hospital de Basurto.




La joven se había mudado a Bilbao por motivos laborales y fue en la capital vizcaina donde sufrió el mayor susto de su vida. Tenía 28 años y su pasión era el fútbol sala. Así que cuando se vio postrada en la cama sacó fuerzas para continuar adelante mirando por la ventana. "Desde un ventanal muy chiquitito de la UCI veía San Mamés. A mí me paraban, porque estaba tumbada, para ver el estadio y yo soñaba con poder ir. Mi madre sabe lo importante que era para mí el fútbol, entonces me trajo el chándal y la camiseta del Athletic y es lo primero que me puse. Así que desde entonces soy del Athletic", confesó la alicantina en declaraciones a la cadena Ser. De esta forma, apenas tres años después del derrame, Martínez ya es campeona de Europa y plata paralímpica en lanzamiento de peso. Dos triunfos que le gustaría celebrar en San Mamés.

Por otro lado, la jornada paralímpica de ayer deparó otras tres medallas para la delegación española. La nadadora Sarai Gascón conquistó otro metal al quedar tercera en la final de los 100 metros mariposa, Marta Fernández se llevó el bronce en los 50 estilos libres de la categoría S4 y Héctor Cabrera se subió al último escalón del podio de lanzamiento de jabalina de la clase F13.

basque team

Respecto a la expedición vasca en Tokio, los honores volvieron a recaer en Alexandre Léauté. El ciclista afincado en Urt sumó su cuarta medalla en estos Juegos Paralímpicos tras colgarse la presea de bronce en la ruta C1-3 masculino. Por otro lado, Agurtzane Egiluz se despidió de la capital nipona con un diploma olímpico después de que la selección estatal de baloncesto en silla cayera ante Alemania (43-62). De esta forma, la de Basque Team se tuvo que conformar con un octavo puesto. Para finalizar, el también deportista de la fundación Higinio Rivero se clasificó para las regatas finales de la prueba de piragüismo sprint VL2 200 metros que tendrán lugar mañana.

noticias de deia