El rompecabezas del atletismo vizcaino

19.10.2020 | 01:09
Un instante de la edición del año pasado de la Milla de Berango.

La Federación Vizcaina busca varias fórmulas para sacar adelante sus pruebas en el actual escenario sanitario

EL deporte sigue viviendo bajo la inestabilidad que crea el covid-19 en sus calendarios: partidos suspendidos, pruebas en el aire y muchos puzles por encajar para poder sacar adelante las competiciones. El atletismo de Bizkaia no es ajeno a ello y en los últimos días vio que dos de sus pruebas más reconocidas y mediáticas, la Milla Internacional de Bilbao y la Milla Internacional de Berango, quedaron suspendidas. La gran dificultad que supone controlar las carreras de ruta, con muchos atletas agolpados en la salida, hizo que los organizadores se vieran obligados a no dar el pistoletazo de salida este año. La Federación Vizcaina de Atletismo no está al mando de estas pruebas pero su cancelación supone una "preocupación". Es la pérdida de un reclamo para el deporte, de acercar las carreras a la gente. Este es uno de los frentes que trata en estos meses frenéticos el órgano federativo.

La organización de la Milla Internacional de Berango y la Milla Internacional de Bilbao depende de los clubes, eso no impide que la Federación Vizcaina de Atletismo muestre su incertidumbre por estas cancelaciones. "Es comprensible que se hayan suspendido debido a la situación sanitaria actual, pero nos da pena y esperamos que se pueda arreglar", apunta Ander Salinero, recientemente nombrado presidente del ente vizcaino. Estas dos pruebas y varias carreras populares de renombre no pudieron vivir este año sus ediciones. Eso fue una mala noticia para el atletismo. La pérdida de un escaparate que atrae habitualmente a muchas personas que no conviven específicamente con este deporte en el día a día. "Aparte de la repercusión mediática que puedan tener, son las formas de acercar el atletismo a la ciudadanía en general. El cross y el atletismo federado están un poco más restringidos y estas pruebas de ruta tienen mucha más presencia cercana a la gente", añade Salinero.

Esta situación preocupa al atletismo vizcaino, pero no todo son malas noticias en esta época convulsa que está tocando vivir en el deporte. Las federaciones trabajan en una constante fase de adaptación, tratando de organizar sus calendarios con las restricciones necesarias. "La experiencia está siendo buena a pesar de las lógicas incomodidades. Al final, es al aire libre y creo que es un deporte que en esta época se puede hacer. El no tener vestuario y que la gente no pueda acceder a la grada hace que sea raro, pero estamos pudiendo organizar las competiciones", declara Salinero. La Federación Vizcaina de Atletismo tiene instaurado un protocolo para asegurar las medidas sanitarias en el que controlan los accesos y toman la temperatura, entre otras medidas.

La Federación Vizcaina de Atletismo está en estos momentos metida en la vorágine de la organización del Campeonato de Bizkaia absoluto. Normalmente el certamen se suele dividir entre las competiciones por clubes y las individuales; sin embargo, este año, con la intención de no hacer aglomeraciones en diferentes días, se celebrará todo entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre. Desde la federación usarán este torneo para evaluar el estado de forma de los atletas, aunque reconocen que todavía es pronto para saber su nivel real: "A nivel competitivo ha habido cierto impacto, pero no lo vamos a saber exactamente hasta el año que viene, cuando veamos la temporada de cross y pista. Ahora no se puede medir, porque hay mucha gente que no está compitiendo o que todavía está recuperando sensaciones".

Otro de los frentes abiertos es la temporada de cross. La época del barro y las carreras de campo a través todavía está lejos, pero la Federación Vizcaina de Atletismo ya tiene el ojo puesto en una de las fases más importantes de su actividad. "Mi opinión es que se va a poder hacer la temporada de cross sin grandes problemas, pero sí que es verdad que me preocupa un poco más que la pista. Sigue siendo al aire libre, pero tendremos que estudiarlo", esgrime Salinero. Diferentes problemáticas de una temporada de locura en la que encajar piezas resulta más complicado.

"A nivel competitivo ha habido cierto impacto pero no lo vamos a saber exactamente hasta la temporada que viene"

"Es comprensible que se hayan suspendido las millas debido al covid-19, pero nos da pena"

Ander Salinero

Presidente de la Federación Vizcaina