Jon Rahm no arroja la toalla en Shadow Creek

El golfista vizcaino protagoniza una jornada de menos a más y acecha el 'top-10' en la CJ Cup

18.10.2020 | 09:06
Jon Rahm, durante la jornada de ayer en Las Vegas.

Jon Rahm no pudo arañar los birdies necesarios al campo de Shadow Creek y deberá buscar la gesta en la última jornada de la CJ Cup. El vizcaino arrancó frío, sin encontrar su mejor juego en los primeros nueve hoyos y eso le penalizó en la clasificación general. Pero el barrikoztarra no es un golfista acostumbrado a dejarse llevar por los campos. El resultado no importa, Rahm siempre cree y ayer cuando las esperanzas de una victoria empezaron a quedar prácticamente reducidas a la nada, el de Barrika reaccionó de la mejor manera posible. Su final fue soberbio y le dejó cerca de los primeros diez clasificados. Así, pese a que las opciones de triunfo sean bastante escasas, Rahm arrancará hoy la última jornada metido entre los mejores y preparado por si hay un descalabro inesperado.

Los primeros nueve hoyos de Rahm le hicieron perder muchas posiciones y alejarse del título en la CJ Cup. Arrascó un birdie en el 4 pero en el hoyo 8 falló con la salida desde el tee y su bola se fue fuera de los límites. A partir de ahí lo único posible para Rahm fue tratar de salvar el bogey pero no pudo hacer ni eso y se hundió en la tabla. El vizcaino dejó de lado este error rápidamente y cambió la dinámica en el peor momento. Sonó el despertador. Comenzó a mostrarse más sólido con su juego y los birdies comenzaron a caer, incluso llegó el eagle en un hoyo 16 jugado a la perfección.

Otaegui, con opciones


Por otra parte, en el European Tour continúa la disputa del Campeonato de Escocia y Adrián Otaegui sigue metido de lleno en la pelea por el título. Por segunda jornada consecutiva, el guipuzcoano vivió un recorrido más de supervivencia que de disfrute. Su lucha contra Saint Andrews se convirtió en un intento por tratar de mantener el resultado por debajo del par del campo y mantenerse con vida antes de afrontar los últimos 18 hoyos. El donostiarra lo consiguió y entregó una tarjeta de dos golpes por debajo del par del campo. Perdió el liderato pero está en tercera posición a solo cuatro golpes de la cabeza. En lo más alto se colocó ayer en solitario el inglés Matt Wallace. El golfista de Hillingdon va de menos a más en el torneo y será difícil arrebatarle el trofeo si continúa con esta progresión en su juego.