alerta mundial por el coronavirus

La ACT presenta sus fechas

La Eusko Label Liga y la Liga Euskotren comenzarán el 4 de julio siempre que los remeros puedan juntarse para entrenar el 8 de junio. en caso contrario, el inicio se aplazará al día 11

31.05.2020 | 09:55
Imagen de una regata de la pasada temporada.

La ACT continúa con su hoja de ruta para poder realizar sus competiciones en las mejores condiciones posibles, tanto sanitarias como deportivas, y ayer tuvo una larga asamblea en el que se trataron diferentes puntos de cara al inicio de las próximas temporadas de la Eusko Label Liga y la Liga Euskotren. La asociación puso especial énfasis en el día en el que los remeros puedan reunirse en grupo y sacar la trainera al agua. Si los plazos se cumplen y los equipos pueden juntarse en grupos de 14 personas antes del 8 de junio, las competiciones arrancarán el 4 de julio en A Coruña, una semana más tarde de lo previsto inicialmente, y en caso de que haya algún retraso, la siguiente cita que se baraja para dar el pistoletazo de salida es el 11 de julio en Donostia. El calendario más optimista contempla que habrá 18 regatas en la competición masculina y 12 en la femenina.

"Nos gustaría poner el foco no tanto en cuándo comienza la competición si no en las fases en las que nos darían el visto bueno a poder practicar nuestro deporte en los entrenamientos. Lo que hemos hecho es dejar definido el tablero y las normas de juego en cuándo y dónde se va a competir para cuándo sea posible echar a andar nuestro producto", declaró Borja Rodrigo, presidente de la ACT. La asociación apuesta así por asegurar un periodo de adaptación suficiente para que los remeros puedan prepararse y no quiere correr prisas a la hora de dar los pasos necesarios para afrontar esta situación excepcional.

En el calendario de la ACT quedan guardados tres fines de semana sin jornada debido a la posible celebración de otras competiciones ajenas a las ligas. El primer fin de semana de agosto queda reservado para el Campeonato de España y los dos primeros domingos de septiembre para la Bandera de la Concha. En caso de que el Estatal no se celebre y las ligas no puedan comenzar el 4 de julio, la asociación tiene en cuenta la posibilidad de trasladar la Bandera de A Coruña a esa fecha.

La ACT pretende que la Eusko Label Liga cuente con 18 regatas y deben disputarse 12 de las 16 primeras para que la liga regular se dé cómo válida y pueda haber ascensos y descenso. Mientras que en la Liga Euskotren se deberían disputar 8 de las 12 regatas que hay en el calendario. La normativa de las competiciones no sufre "ningún tipo de alteración", tal y como apuntó Rodrigo. Entre las propuestas hechas por los clubes estaba la posibilidad de que nadie perdiera la categoría este curso, pero en la asamblea quedó decidido que no habría ningún cambio en ese aspecto ni en el resto de la normativa. "Si vamos a bajar al agua con las normalidades necesarias no compete ahora trastocar los capítulos que puedan alterar la competición", apuntó el presidente de la asociación.

Otro de los puntos que se trataron ayer fue el protocolo sanitario para la celebración de las competiciones. Durante estos días los remeros se están sometiendo a test serológicos y volverán a realizarse estas pruebas los días previos al inicio de las ligas. No se descarta que la ACT realice nuevos test durante el transcurso del verano, pero eso dependerá de la situación que se viva en ese momento. Asimismo, los médicos de cada club estarán muy presentes en el control de la enfermedad y deberán evaluar constantemente a sus respectivas plantillas. Este protocolo sanitario también se traslada a la organización de las regatas, que no contarán con fan zone y los organizadores trabajarán con las autoridades locales para evitar aglomeraciones.