Liga femenina

El Lointek Gernika salva los problemas y sigue sumando

Sin Mazionyte y lo y en un partido irregular, el conjunto vizcaino logra su séptima victoria consecutiva y asegura su plaza en el 'play-off'

17.02.2020 | 06:17
Blake Dietrick fue la máxima anotadora del Lointek Gernika en Zamora.

Quesos El Pasto r62

Lointek Gernika 70

QUESOS EL PASTOR: Cornelius (7), Dornstauder (13), Jespersen (7), Felixova (0), Mestres (17) -cinco inicial- Montoliú (8), Mohammed (0), McPhee (2), Okonkwo (8).

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Wojta (10), Ocete (3), Dietrick (19), Milic (15), Roundtree (10) -cinco inicial- Díez (0), Arrojo (6), Molina (2), Ariztimuño (5).

Parciales: 17-20, 27-35 (descanso), 41-48 y 62-70.

Árbitros: Lizana, Cañigueral y Piñeiro. Sin eliminadas.

bilbao - El Lointek Gernika Bizkaia suma y sigue en la Liga Femenina y ayer se anotó en Zamora su séptima victoria consecutiva en una jornada con premio ya que aseguró su presencia en el play-off por el título cuando aún quedan seis jornadas para concluir la temporada regular. Además, el equipo de Mario López mantiene la segunda posición, a solo un partido de distancia del líder Perfumerías Avenida. El triunfo reconforta al conjunto gernikarra, primero porque no jugó bien en el inicio de un tramo exigente del calendario y después porque llega después del parón por el Preolímpico y de una semana difícil por los problemas en la rodilla de Nogaye Lo y la enfermedad de Gigi Mazionyte. Ninguna de las dos pudo actuar ante el Quesos El Pastor, eso limitó la rotación interior y obligó al técnico a buscar alternativas para frenar a un rival con mucho tamaño en algunas posiciones.

Como era lógico por las bajas y los días sin competición, el funcionamiento colectivo se resintió en un comienzo de partido muy frío, que obligó a López a pedir tiempo muerto tras apenas tres minutos de juego. Las zamoranas concedían el tiro exterior y el Gernika anotó sus primeros doce puntos gracias a cuatro triples. Curiosamente, no anotó más ya que su circulación de balón no era fluida y costó encontrar tiros abiertos. La entrada en cancha de Ariztimuño, con cinco puntos seguidos, activó al equipo que se anotó un parcial de 2-18 justo con la primera canasta de Milic, a la que sus compañeras buscaron como siempre, pero la serbia estuvo muy desacertada en sus tiros.

Esa ventaja de once puntos (19-30) era significativa porque las pérdidas de balón, 21 en todo el partido, lastraban el ataque gernikarra, aunque la buena actividad defensiva para colapsar la zona y el dominio de rebote ofensivo, también 21, lo compensaban. Con Dietrick como principal argumento en ataque en cuanto activó las transiciones, el Lointek Gernika alcanzó un margen de seguridad que llegó a ser de trece puntos (31-44) mediado el tercer cuarto en unos minutos en los que la ansiedad hacía mella en las locales, que juegan con el descenso acechándolas.

milic aparece Sin embargo, la intensidad cayó de nuevo en las filas vizcainas y el Quesos El Pastor asumió riesgos para reducir la distancia y colocarse a solo un punto (51-52) a 6.51 del final. Mario López paró el partido de inmediato y revisó conceptos para que sus jugadoras recuperaran el hilo del partido en el juego de cinco contra cinco, en la que ahora había una clara renuncia al tiro de larga distancia sin siquiera intentarlo. El plan era otro y ahora sí, los sistemas lograron encontrar a Milic con más claridad y la única pívot disponible respondió con doce de sus quince puntos en el último cuarto para facilitar las cosas a su equipo. Dornstauder siguió haciendo daño cerca del aro, pero el Lointek Gernika impuso su mayor oficio para evitar que las zamoranas conquistaran una victoria que les hacía mucha falta.

Con más o menos brillantez y pese a los problemas de última hora, las gernikarras siguen avanzando y cubriendo objetivos en la mejor temporada de su historia. El siguiente le espera a partir del miércoles en Maloste con el cruce de cuartos de final de la Eurocup ante el Valencia Basket. Ganar está muy bien, pero ahora importa casi más la salud.

noticias de deia