Jugador del Amorebieta

Andoni López, jugador del Amorebieta: "Si sumamos los nueve puntos, nos vamos a salvar"

Andoni López confía en hacer pleno en las tres últimas jornadas de liga para buscar una salvación que exige ganar el sábado al Huesca en Lezama

13.05.2022 | 00:24
Andoni López, jugador del Amorebieta

bilbao – Andoni López (Barakaldo, 5-IV-1996) no pierde la fe. Convencido de que el Amorebieta está a tiempo de amarrar una permanencia que asoma a cinco puntos de distancia, el carrilero vizcaino espera vencer a un Huesca sin nada en juego con vistas a escapar de un descenso que podría ser matemático esta misma jornada en caso de tropezar en Lezama. Quiere evitarlo el de Barakaldo a toda costa tras el duro año a nivel personal y profesional que vivió la pasada temporada en la Unión Deportiva Logroñés, equipo con el que descendió a Primera RFEF tras su ascenso a Primera División con el Elche dos años después de salir del Athletic.

Van de final en final. ¿Cómo están los ánimos en el vestuario?

—Estamos bien. El equipo sabe cuál es la situación y lleva tres meses jugando partidos muy importantes. Una semana más lo afrontamos con la mayor ilusión y ganas posibles sabiendo que este es un partido vital para nosotros.

La derrota en Almería les obliga más que nunca a ganar al Huesca en Lezama.

—Está claro. Hemos jugado muchos partidos que parecía que solo valía ganar, pero ahora mismo solo vale ganar de verdad. Si en una jornada no cumplimos y no sacamos los puntos, es posible que ya no nos quede ninguna opción y lo sabemos.

En caso de no vencer, el domingo podrían descender matemáticamente. Es la primera vez que se encuentran en esta tesitura. ¿Les añade presión?

—No, porque no es algo que nos vuelva locos. Quedan tres jornadas y seguimos pensando que depende de nosotros. Si sumamos los nueve puntos que quedan, nos vamos a salvar y los números nos van a dar. Esa es la mentalidad de todo el vestuario y mientras sea posible, así vamos a seguir pensando partido a partido.

Deberán aprovechar que el Huesca no se juega nada en términos clasificatorios.

—Sí, aunque no suele haber una diferencia abismal en cuanto a enfrentarte a un rival que sí se juegue cosas. La tensión competitiva igual no es la misma, pero es algo que no nos confunde. He vivido situaciones de estas y cuando estás en el campo todo el mundo quiere ganar. Nosotros esperamos tener un poco más de suerte de cara a portería y estar fuertes atrás al jugar frente a uno de los mejores equipos de la categoría en cuanto a individualidades.

Volverán a tener el factor Lezama a su favor. Suman tres victorias consecutivas en casa.

—Eso sí que es importantísimo para nosotros. Últimamente nos estamos haciendo fuertes en Lezama y tenemos que intentar aprovecharlo para volver a ganar.

Se ha hecho con la titularidad con Mujika. No le costó adaptarse tras llegar en el mercado invernal.

—Cuando llegué dije que no me iba a costar al conocer el club y a los jugadores y así ha sido. Estoy contento por poder aportar al equipo, sumar minutos y con ganas, sobre todo, de que el Amorebieta consiga la permanencia, que es el objetivo.

Ha vivido prácticamente de todo desde que salió del Athletic. Desde un ascenso a Primera División con el Elche hasta un descenso a Primera RFEF el pasado curso con la Unión Deportiva Logroñés.

—Así es. Tras salir del Athletic empecé como titular indiscutible en el Almería hasta que una lesión me hizo ver la otra cara de la moneda, después vino el ascenso con un Elche donde me tocó competir con Juan Cruz, el mejor lateral de la categoría en aquel momento, y en Logroño, por último, lo pasé fatal a nivel personal. Fue una temporada muy dura para mí. Fui con una confianza tremenda para intentar dar un golpe en la mesa y desde el principio fue todo fatal hasta acabar descendiendo a Primera Federación. Nunca llegué a estar a gusto en el club y en cuanto supe la opción de venir al Amorebieta no lo dudé.

No querrá volver a vivir el dolor de un descenso.

—Desde luego. Sé lo que es descender una vez e imagínate. No cumples los objetivos, te replanteas muchas cosas, das vueltas a la cabeza en verano pensando qué hubiera pasado si las cosas las hubieras hecho de otra forma y todo eso es muy duro para el futbolista. Daría, además, especial pena por un club que logró el año pasado algo histórico y al que queremos dar ese regalo de estar una temporada más en Segunda.

¿Qué le pide a la afición de cara a las tres jornadas que restan?

—Lo que vimos hace dos semanas contra el Fuenlabrada, que venga el mayor número de aficionados posible, llenen Lezama, aprieten y estén con nosotros, porque les necesitamos y nos hacen mejores. Cuando estás cansado y ves que la gente te anima, te da un plus y puede ser determinante. l

"El descenso matemático no nos vuelve locos; seguimos pensando que depende de nosotros mismo"

"Hemos jugado muchos partidos que parecía que solo valía ganar, pero ahora mismo solo vale ganar de verdad"

noticias de deia