Barça 1 - 1 Granada

El delantero Piqué

El Barça ofreció toda una exhibición de impotencia para empatar en el 90 con el granada, que se adelantó a los dos minutos de arrancar el partido

21.09.2021 | 01:01
Araujo se encara con Quini en uno de los momentos de tensión.

Barcelona 1

Granada 1

BARCELONA: Ter Stegen; Dest, Araujo, Eric García, Balde (Min. 42, Mingueza); Sergio Busquets (Min. 74, Riqui Puig), Sergi Roberto (Min. 46, Luuk de Jong), Frenkie de Jong; Demir (Min. 75, Piqué), Coutinho (Min. 60, Gavi) y Memphis.

GRANADA: Maximiano; Quini, Domingos Duarte, Abram, Escudero (Min. 46, Neva); Eteki (Min. 30, Montoro), Luis Milla, Monchu; Puertas (Gonalons, Min.61), Molina (Luís Suárez, Min.61) y Machís.

Goles: 0-1: Min. 2; Duarte. 1-1: Min. 90; Araujo.

Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Montoro, Gonalons, Mingueza, Koeman , Maximiano, Monchu, Araujo, Quini, Bacca y Piqué.

Incidencias: Camp Nou, 27.097 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Joan Martínez Vilaseca, vinculado al fútbol base del club, en diversos cargos, durante 30 años.

Un cabezazo de Ronald Araujo cuando el partido estaba a punto de llegar al final de su tiempo reglamentario evitó otra derrota del Barcelona en el Camp Nou ante el Granada, que se adelantó a los 2 minutos con otro testarazo de otro central, el de Domingo Duarte, y en que Koeman sacó a Gerard Piqué en la segunda parte para ponerle de delantero centro.

Los azulgranas, que tuvieron todo el encuentro para remontar pero pese a su evidente dominio fueron incapaces de fabricar ocasiones claras de gol, siguen devaluando su cotización esta temporada, ya no solo en la Liga de Campeones sino ahora también en la competición doméstica.

Tras el baño de realidad que el equipo se dio ante el Bayern en la Champions, Koeman prescindió de la línea de tres centrales para regresar al 4-3-3. Pero el guión del partido tuvo un arranque inesperado con el gol de Duarte nada más empezar, lo que provocó los primeros pitos del Camp Nou.

El Barça puso cerco a la portería del conjunto nazarí que, a partir de entonces, se dedicó a perder tiempo y a cortar constantemente el ritmo del rival, amo y señor del balón pero estéril en el remate.

El Granada renunció al ataque, pero aún así tuvo dos ocasiones más para ampliar la ventaja: una volea alta de Molina antes del cuarto de hora y un remate seco desde la frontal de Monchu que rechazaba Ter Stegen al final del primer tiempo.

Se lesionaba el visitante Eteki y el local Balde, debutante anoche como titular en el Camp Nou, y ambos debían ser sustituidos antes del final del primer acto. Dos nuevas interrupciones que volvían a jugar en contra de los azulgranas, que entre parón y parón no lograban alcanzar la velocidad de crucero en su juego.

Un disparo al larguero de Sergi Roberto tras un rechace de la defensa andaluza. Araujo cabeceaba a la escuadra y obligaba a Maximiano a volar al palo derecho para enviar el balón a córner. Y Mingueza, también de cabeza, y Busquets, de tiro desviado, lo probaron antes del descanso.

Koeman sentaba a Sergi Roberto y metía más pólvora arriba dando entrada a Luuk de Jong al inicio de la segunda mitad. Pero de nuevo era Araujo quien rozaba el empate con otro remate de cabeza a la salida de un córner. La afición culé jaleaba la entrada del joven Gavi por una inoperante Coutinho.

Sin ideas ni puntería, el técnico neerlandés se la jugaba a la desesperada sacando en el último cuarto de hora a Piqué de delantero centro para que el equipo colgara balones al área.

Fue el orgullo de Araujo, imponente durante todo el partido, quien evitaba in extremis la segunda victoria consecutiva del Granada en el feudo azulgrana en medio de un ambiente crispado, lleno de faltas, protestas locales, pérdidas de tiempo visitantes, y tarjetas para ambos equipos en la recta final, donde el Barça mostró toda su impotencia.

noticias de deia