El poso de la experiencia del Amorebieta

El Amorebieta, que enlaza tres jornadas sin perder, se ha quedado a medias ante Ibiza y Burgos al no ser capaz de remar con el marcador a favor

13.09.2021 | 01:11
Guruzeta se lamenta de una ocasión fallida ante el Burgos.

cinco partidos han bastado para corroborar que el Amorebieta está preparado para competir de tú a tú con cualquier rival en LaLiga SmartBank. Con cinco puntos en otras tantas jornadas, los azules encadenan ya tres choques consecutivos sin conocer la derrota tras ceder en los dos primeros compromisos del curso frente a Girona y Mirandés a domicilio, si bien los dos últimos envites contra Ibiza y Burgos han dejado un sabor agridulce en el seno de un equipo que lamenta sendas oportunidades perdidas para obtener un mayor botín. En Can Misses, una semana después de derrotar con remontada incluida al Almería en Lezama con un zarpazo de Koldo Obieta en el minuto 84, los zornotzarras acabaron incluso pidiendo la hora tras no saber administrar el tanto firmado por el propio Obieta a los tres minutos de partido.

La historia se repitió este sábado ante el Burgos, otro recién ascendido a la categoría, como adversario de turno. Se adelantó de nuevo en el marcador el cuadro dirigido por Iñigo Vélez gracias a la primera diana de la temporada de Iñigo Orozko en el minuto 5, pero los vizcainos volvieron a naufragar en el intento de sellar su portería y hacer valer la ventaja adquirida en el luminoso. Si a los ocho minutos de la reanudación igualó la contienda el Ibiza, mediada la primera parte lo consiguió un entonado Burgos que, al igual que el conjunto ibicenco, aprovechó el paso atrás que dieron los zornotzarras con el viento a favor para devolver las tablas al electrónico. En ninguna de las dos citas supo remar con el 1-0 en el casillero el Amorebieta, carente del poso que otorga la experiencia en situaciones de dicha índole.

No ocultó su desazón al respecto el propio Iñigo Vélez, quien lamentó el domingo en su rueda de prensa posterior al envite frente al Burgos que "con el 1-0 a favor otra vez nos ha faltado tener una mayor tranquilidad con el balón, porque hasta el empate no hemos conseguido igualarnos de nuevo con el rival". Así fue. Los azules mostraron su peor cara después de ponerse por delante en el marcador y la mejor, curiosamente, tras verse por detrás como consecuencia del 1-2 en el minuto 78. En medio de un escenario del todo adverso pese a figurar con un hombre más sobre el césped por la expulsión de Valcarce en la recta inicial del segundo acto, el Amorebieta reaccionó. Lo hizo con fuerza, determinación y buena nota para, entonces sí, someter a los pupilos de Julián Calero, bombardearlo, empatar el choque y rozar la victoria con una volea de Óscar Gil que pudo dar la victoria a los vizcainos sobre la bocina.

El reparto final de puntos, sin embargo, dejó un sabor amargo en la caseta vizcaina, consciente de que en partidos con superioridad numérica y con un gol a favor en los compases iniciales toca sumar de tres en tres. El reto de ofrecer una mayor consistencia en caso de repetirse uno o sendos escenarios, así las cosas, emerge como objetivo de obligado cumplimiento de cara a próximas citas.

CITA EN BUTARQUE


La primera, el sábado, llegará contra el Leganés en Butarque, salida exigente para un equipo que intentará sumar una cuarta jornada consecutiva sin morder el polvo a fin de seguir creciendo en una categoría en la que el triunfo se paga caro, pero permite subir escalones de dos en dos en la clasificación. La igualdad, no en vano, es máxima en una Liga SmartBank en la que las sorpresas están a la orden del día y no existe rival pequeño, pero tampoco inabordable.

Muestra de ello fue la victoria cosechada por el propio Amorebieta como local ante el potente Almería o el triunfo firmado como visitante por el Ibiza en feudo de un Leganés que pondrá a prueba el aprendizaje de los zornotzarras en las primeras jornadas del campeonato. Con cinco tantos a favor en los tres últimos encuentros, el problema del gol ha pasado a un segundo plano dejando al descubierto la importancia de dar un paso al frente en labores defensivas para dejar por primera vez la portería a cero.

Incapaces de conseguirlo hasta la fecha y con ocho dianas en contra desde el inicio del ejercicio, los azules tienen definidos los puntos de mejora a través de los cuales poder elevar las prestaciones en una liga que no dará tregua.

noticias de deia