El deseo y la ingrata realidad

26.08.2021 | 00:37
Lucas Torró discute con Iago Aspas durante el Osasuna-Celta jugado el lunes en El Sadar. Foto: Efe

El Celta tiene tan solo un punto en el zurrón tras las dos primeras jornadas de liga, pero sueña con Europa a las órdenes del argentino Coudet

EL Athletic visitará el sábado a un Celta sin grandes novedades en su plantilla respecto a la pasada temporada y con Europa como sueño. El argentino Eduardo Coudet se mantiene al frente de un equipo que vuelve a apostar por la posesión del balón y por un fútbol atractivo bajo el liderazgo de Iago Aspas, santo, seña y leyenda viva (es su goleador histórico, y lo que le queda aún) de una entidad que aspira a dar un paso al frente para instalarse en la zona noble de la clasificación.

Para conseguirlo, lo primero que hizo el club vigués fue renovar hasta el año 2024 a uno de los técnicos con mejor promedio de puntos por partido y porcentaje de victorias que ha tenido el Celta a lo largo de su historia.

El cuadro gallego, no en vano, bordeaba los puestos de descenso cuando Coudet aterrizó en Vigo en noviembre del año pasado. El argentino, con pasado como jugador celtiña en el ejercicio 2002-03, se estrenó con derrota ante el Sevilla a domicilio, pero remontó posiciones paulatinamente hasta firmar un meritorio octavo puesto al término de LaLiga. Los números avalaron el trabajo de Coudet, que en los 29 partidos ligueros que dirigió a los gallegos sumó trece triunfos, siete empates y nueve derrotas para un total de 46 puntos. En una temporada completa, dicha progresión en la puntuación hubiera permitido al Celta clasificarse para competición europea, objetivo que persigue este año un equipo que ha realizado cuatro fichajes hasta la fecha.

El guardameta argentino Matías Dituro y el lateral izquierdo Javi Galán han iniciado el curso con la condición de titulares, mientras que el extremo Franco Cervi ejerce como revulsivo y el delantero brasileño Thiago Galhardo, anunciado ayer como última incorporación celeste, acaba de llegar a la ciudad. El once tipo de Coudet, así las cosas, mantiene a nueve titulares de la pasada temporada, siendo Aspas el único jugador celeste que ha conseguido ver portería en las dos primeras jornadas de liga. El de Moaña estrenó su cuenta realizadora en el envite que albergó Balaídos ante el Atlético en la jornada inaugural, cita en la que el Celta cedió por 1-2. El lunes, en la visita a Osasuna, un penalti parado por Dituro dio el primer punto a los gallegos, que buscarán su primera victoria del curso en casa a costa del Athletic.

EL PUNTO DÉBIL Con un punto en la clasificación, los de Coudet encaran el encuentro contra los rojiblancos con la confianza de que la propuesta de su entrenador vuelva a dar sus frutos a lo largo de un año en el que su principal cometido pasa por mejorar las prestaciones defensivas. Es sin balón como más sufre el Celta, que acumula futbolistas de marcado carácter ofensivo en la alineación. Al portero, los cuatro defensas y un único mediocentro defensivo se unen de inicio peloteros como Denis Suárez, Brais Méndez, Nolito, Aspas y Santi Mina. Cinco futbolistas acostumbrados a mirar hacia delante a fin de desestabilizar los entramados defensivos rivales.

La secretaría técnica del club, consciente de las virtudes y de los defectos que presenta la plantilla, trabaja contrarreloj para intentar reclutar un defensa que complete la nómina de centrales. El colombiano Jeison Murillo, quien ya formó parte del plantel la pasada temporada, es el deseado y podría volar a Vigo en las próximas horas, aunque difícilmente llegará a tiempo para medirse al Athletic en un partido en el que los leones deberán estar firmes en defensa y punzantes en ataque para conseguir cantar bingo en Balaídos.

El próximo rival

Un campo amable para el Athletic

18 triunfos. Balaídos no es mala plaza para el Athletic, donde buscará su primera victoria del curso en un estadio en el que ha ganado más veces de las que ha perdido desde 2003. Seis victorias, cuatro empates y solo dos derrotas suman desde entonces los rojiblancos en feudo celtiña, donde empataron sin goles la pasada campaña. En total son 55 partidos ligueros los que han disputado Celta y Athletic en Balaídos, con 18 triunfos para los leones, 13 empates y 24 victorias para los celestes, que sumaron los tres puntos por última vez como locales a costa de los bilbainos en el ejercicio 2019-20 por 1-0. La última victoria del Athletic data del 7 de enero de 2019 por 1-2 con goles de Iker Muniain e Iñaki Williams.

El cuadro celeste cerró ayer mismo el fichaje del delantero brasileño Thiago Galhardo, quien podría debutar ante el Athletic

noticias de deia