Aupa Azules!

El Sestao ya no es el último vizcaino no filial de Segunda

El club verdinegro, que bajó de Segunda División en 1996, cuando aún se llamaba Sestao Sport, cede el testigo al Amorebieta como el último club vizcaino no filial en ascender a la categoría de plata del fútbol estatal

23.05.2021 | 02:07
Los jugadores del Amorebieta celebran el tanto conseguido ante el Badajoz, el único del encuentro.

HAN tenido que pasar 25 temporadas para que alguien le arrebatara al Sestao el honor de ser el último club vizcaino no filial de Segunda División. De hecho, han pasado tantos años, que por aquel 1996 el Sestao no era River, sino Sport. Un club que arrastraba unos problemas económicos terribles, con impagos y encierros de protesta, y cuyo descenso no solo terminó con su periplo por la categoría de plata del fútbol estatal, sino también con su historia. Sin embargo, a pesar del fin de sus 81 años de vida –el River surgió de sus cenizas–, el Sestao Sport lucía con orgullo la gesta de ser el último vizcaino no filial en pasear su fútbol por Segunda. Hasta ayer. Porque ayer de dicho título le despojó un Amorebieta que dio la sorpresa ante el favorito Badajoz y hoy se levanta con resaca, pero como equipo de LaLiga Smartbank. Cabe destacar que el Bilbao Athletic consiguió ascender a Segunda en 2015 de la mano de Ziganda y, aunque su andadura apenas duró una campaña, el filial rojiblanco tendrá esta tarde (20.00 horas) ante el Burgos tendrá una oportunidad de oro de regresar.

Pero ayer el Amorebieta hizo historia. Por primera vez en sus 96 años de vida, es de Segunda. Sin embargo, no fue la primera vez que los azules jugaron la promoción de ascenso, ya disputaron el play-off hace diez años. Pero sí fue la primera vez que la ganaron. De hecho, ayer los jugadores de Urritxe superaron al mejor de los 102 equipos de Segunda División B. Lo hicieron en el estadio rival, el Nuevo Vivero, y lo hicieron, además, con uno de los presupuestos más modestos de la categoría (700.000 euros). Pero lo consiguieron gracias a un zarpazo de Iker Bilbao y a la firmeza de Mikel Saizar.

De hecho, el tanto de Bilbao llegó cuando menos se lo esperó el Badajoz. En una jugada sin aparente peligro, el Amorebieta consiguió que el balón le llegara a Gorka Larrucea justo al borde del área. El centrocampista azul armó la pierna, pero su disparo fue repelido por el guardameta pacense. Sin embargo, por allí se encontró Bilbao, al acecho, que aprovechó que el balón le cayó en los pies para mandarlo directo al fondo de las mallas. El delirio llegó a la parte azul de la grada y a los 19.500 zornotzarras; pero todavía le restaba mucho tiempo al encuentro y mucha vida al rival.

Con todo, el Amorebieta consiguió resistir sin demasiados esfuerzos hasta diez minutos del final. Entonces, el Badajoz tiró de casta y decoro y convirtió a Saizar en el héroe de Amorebieta. Cierto es que el rival pacense no inquietó mucho la portería azul, pero los nervios de la prolongación provocaron desajustes defensivos. Dos ocasiones clarísimas que el guardameta zornotzarra despejó para mandar al Amorebieta directo a Segunda.

El Amorebieta consiguió ascender a LaLiga Smartbank gracias a un zarpazo de Iker Bilbao y a la firmeza de Mikel Saizar


noticias de deia