La Cultural pierde en el minuto 105 y contra diez

El conjunto vizcaino cae frente al San Ignacio en un encuentro marcado por la lesión de Unai

04.01.2021 | 00:56
La Cultural no supo aprovechar su superioridad numérica ante el San Ignacio. Foto: Oskar M. Bernal

Cultural de Durango1

San Ignacio2

CULTURAL DE DURANGO: Errasti, Danel, Galarza, Txapu, Anton, Christian, Aitzol (Min. 78, Azpiazu), Beitia (Min. 59, Unai; Min. 90, Franco), Castrillo (Min. 59, Iparra), Beñat y Ximon (Min. 90, Abasolo).

SAN IGNACIO: Owono, Sugoi (Min. 73, Larrauri), Baz, Manel, Pablo, Juanma, Nacho (Min. 100, Keita), Ropero, Samu (Min. 46, Manu), Otu y Mario (Min. 90, Tata).

Goles: 0-1: Min. 79; Ropero. 1-1: Min. 82; Unai. 1-2: Min. 105; Tata.

Árbitro: Erlantz Carrasco. Expulsó a Otu, del San Ignacio, con doble amarilla en el 44. Amonestó a los locales Txapu, Anton y Galarza; y a los visitantes Owono y Baz.

Incidencias: Partido a puerta cerrada en Tabira.

DURANGO – La Cultural estrenó 2021 con mal pie, ya que cayó 1-2 frente a un San Ignacio que jugó todo el segundo acto con un jugador menos debido a la expulsión de Otu. Además, la diana definitiva del segundo filial del Alavés se produjo en los instantes finales, en el minuto 105, justo en el momento en el que la ambulancia accedía a Tabira para llevarse a Unai Arizmendiarrieta. El durangarra sufrió una dolorosa lesión en el hombro al lanzarse en plancha para firmar el gol local, lo que obligó a detener el juego y alargar posteriormente el partido más de un cuarto de hora.

La Cultural fue quien hizo más méritos para estrenar el marcador en una primera mitad sin goles. En el arranque, Castrillo se coló hasta la cocina y obligó a Owono a sacar un pie salvador. Después, fue Beitia el que propició la estirada del portero, que a punto estuvo de encajar un gol en propia meta tras un mal control en una cesión atrás del central Baz. El San Ignacio necesitó 36 minutos para crear peligro, fruto de una pérdida local al borde del área que provocó una doble ocasión. Errasti repelió el latigazo de Mario y Otu no aprovechó el rechace. Respondió Ximon, pero detuvo Owono. Otu dejó a su equipo con diez al ver dos amarillas en el tramo final de la primera parte, ambas por impactar con el brazo en los rostros de defensas locales –en el 41 a Txapu y en el 44 a Anton– en disputas aéreas.

La superioridad numérica de la Cultural no acrecentó su dominio, sino todo lo contrario. El San Ignacio protagonizó sus mejores momentos en el arranque del segundo acto, cuando Mario se estrelló en el poste. Jon Larreategi introdujo un doble cambio para cambiar el guion y los durangarras volvieron a estirarse. Un disparo fuera de Danel y un vuelo de Owono para evitar el golazo de Aitzol reflejaron el resurgir local mediada la segunda mitad.

No obstante, el San Ignacio se adelantó en el 79 tras un saque de falta. La zaga despejó en primera instancia, pero la jugada siguió viva y Ropero fusiló a Errasti. La reacción de los vizcainos fue digna de elogio. Unai provocó una falta al borde del área, el lanzamiento de Christian pegó en el palo y, en el rechace, Unai se tiró en plancha para firmar las tablas de cabeza. La mala noticia fue que en la caída se le salió el hombro, zona en la que había superado recientemente una lesión. El choque se detuvo durante más de diez minutos llenos de angustia, producida por los gritos de dolor del durangarra, que tuvo que salir en camilla. Una vez reanudado el duelo, los visitantes se mostraron más centrados y Tata marcó el 1-2 con el sonido de la ambulancia de fondo.

noticias de deia