Barakaldo 1 - Real Sociedad B 4

Mucho castigo para el colista

Un Barakaldo diezmado tras el descanso cae goleado ante un Sanse que le manda directo al pozo

09.11.2020 | 01:19
El Barakaldo aguantó hasta el minuto 50, cuando se quedó con diez ante el Sanse.

Barakaldo 1

Real Sociedad B 4

BARAKALDO: Oleaga, Estrada (Min. 87, Jurado), Iriondo, Vargas, Julen López, Ribeiro, Doncel, Aparicio, Obolskii (Min. 87, Carles Marc), Bengoetxea (Min. 67, Jurgi Oteo) y Seguín.

REAL SOCIEDAD B: Ayesa, Aldasoro, Recio (Min. 87, Aranzabe), González de Zárate, Ezkurdia, Olasagasti, Alkain (Min. 87, Martín), Garrido (Min. 87, Galarreta), Martínez Losa (Min. 75, Aguirre), Veiga y Lobete (Min. 66, Navarro).

Goles: 0-1: Min. 55; Garrido. 0-2: Min. 80; Aguirre. 0-3: Min. 83; Veiga. 1-3: Min. 88; Vargas. 1-4: Min. 89; Navarro.

Árbitro: Busquets Ferrer, balear. Expulsó (Min. 50) a Aparicio con roja directa. Además, mostró cartulina amarilla a Vargas de la Real Sociedad B.

Incidencias: Puerta cerrada en la Ciudad Deportiva de San Vicente.

La Real Sociedad B goleó al Barakaldo en la Ciudad Deportiva en un encuentro con diez últimos minutos locos en los que se pasó del 0-1 con el que los txuri-urdines se imponían desde el inicio de la segunda mitad, al 1-4 definitivo. Los dirigidos por Xabi Alonso logran así su tercera victoria en tres partidos y presentan su candidatura a lo más alto de la clasificación. Todo lo contrario que el Barakaldo, que llegaba al duelo sin haber logrado aún marcar gol –y no lo hizo hasta el minuto 87, cuando el duelo ya estaba muy decantado para los donostiarras– y que termina la jornada también con pleno, pero de derrotas. Quizá sea esta la que más dudas pueda crear en el seno del vestuario gualdinegro. Y es que las dos anteriores se habían producido en las salidas a Laredo y Amorebieta; y la del domingo, debutando en casa –aunque bien es cierto que en la Ciudad Deportiva–, resultó incontestable para el filial txuri-urdin. A favor de los fabriles quizá solo pueda decirse que tuvieron que disputar toda la segunda parte con uno menos ya que el colegiado balear, muy riguroso con el Barakaldo, expulsó con roja directa Aparicio en lo que a priori pareció una jugada de tarjeta amarilla. Los visitantes lo tuvieron mucho más fácil a partir de entonces.

Tampoco es que los vizcainos estuvieran para echar cohetes en la primera parte, aún con igualdad en número de efectivos. Un remate de Ribeiro desde la frontal que obligó a Ayesa a estirarse y un remate de Doncel al poste, justo antes del paso por vestuarios, fue lo único reseñable por parte de los de Larrazabal. Por su parte, el Sanse, comandado por Alkain, dio más sensación de peligro con varias ocasiones.

La sangría
 

Ya en la segunda parte y con el Barakaldo en inferioridad llegó el primero, obra de Garrido, que remachó tras un cabezazo al poste de Martínez Losa. En medio del dominio guipuzcoano, con varias ocasiones fallidas, Aguirre hizo el segundo sorprendiendo a Oleaga de espuela cuando restaban diez minutos. Veiga, con otro remate desde la frontal, hizo el tercero justo antes de que Vargas recortara distancias para el Barakaldo. Ya casi al final, Navarro, arrancando en fuera de juego desde la derecha, cruzó el definitivo 1-4 ante Oleaga.