Candidato a la presidencia de la FVF

Karmelo Atxabal: "Queremos devolver a los clubes el control de la federación"

25.06.2020 | 00:19
Karmelo Atxabal

Karmelo Atxabal expone a DEIA su plan para la Federación Vizcaina de Fútbol que emerge con "mucha fuerza" como oposición a Iñaki Gómez Mardones

Bilbao – En contra de la candidatura "continuista" de Gómez Mardones ha surgido, por sorpresa, la que lidera con ánimo de absoluta renovación Karmelo Atxabal (Mungia, 22-III-1964), convencido de que el "oscurantismo" actual de la Federación Vizcaina debe acabar y dar paso a una nueva etapa que aspira a liderar a partir del 9 de septiembre, cuando se procederá a la votación del nuevo presidente de un organismo que se sumerge en pleno proceso electoral.

Todo indicaba que no iba a haber pelea por la presidencia de la Vizcaina, pero la habrá.

—Sí, queremos dar mucha guerra y nos sentimos fuertes. Si no fuera así, no estaríamos en esta batalla.

¿Cuándo decidió dar el paso?

—Llevamos mucho tiempo gestando este proyecto y a partir de enero tuvimos claro que teníamos que aunar esfuerzos para intentar ser una alternativa a lo actual. Empezamos a trabajar entonces y cuando se convocaron las elecciones, para que hubiera democracia en las mismas, presentamos nuestros candidatos asambleístas para que empezara el proceso electoral mientras preparábamos una candidatura que estamos conformando y que, cuando sea preciso, haremos pública.

¿Cuál fue el factor determinante que le animó a ponerse al frente?

—Nuestra realidad y la de los clubes dentro de la federación. Sobre todo, los de fútbol sala, tanto femeninos como masculinos. Llega un momento en el que un chispazo te hace despertar ya al haber un sentimiento, un poso y algo que está ahí latente y que termina por emerger.

Iñaki Gómez Mardones, aun así, parte como favorito después de tantos años en el cargo. ¿Lo entiende también así?

—Ellos se verán favoritos y el mundo del fútbol, en modalidad de fútbol once, también, pero nosotros consideramos que nuestras propuestas son lo suficientemente interesantes para que los clubes que conforman la Federación Vizcaina, con jugadores, árbitros y entrenadores, que son la verdadera esencia de la federación, opinen de otra manera.

¿Palpa un descontento con la gestión actual?

—Sí, en las conversaciones que tenemos con todos los estamentos queda de manifiesto que, uno por uno, todos se han sentido agraviados por la gestión en algún momento. Ese agravio intentamos canalizarlo hacia nuestra candidatura en el sentido de que lo que queremos es ofrecer lo contrario a lo que hoy en día es la gestión de la Federación Vizcaina.

¿Qué es lo que entiende que se está haciendo mal y pretenden mejorar?

—Básicamente trabajamos en cinco puntos. El primero es que queremos devolver a los clubes y a los colectivos que conforman la federación el control de la propia federación y que no sea de la junta directiva, que simplemente es gestora de lo que los estamentos y los clubes quieran y deseen hacer. En segundo lugar, con la situación social que tenemos en estos momentos, vemos que hay una serie de recursos que hay que destinar a los clubes y a los estamentos que estamos funcionando, porque necesitamos esas ayudas para poder sobrevivir por la problemática que se va a generar en cuanto a patrocinadores, etc. Como tercer punto, la transparencia en la gestión nos parece fundamental tanto en contrataciones, como en asignaciones salariales, subvenciones o distribución de derechos audiovisuales a los clubes. La cuarta cuestión que consideramos muy importante es el pronunciamiento de la Federación Vizcaina sobre la oficialidad de las selecciones vascas, porque el sentimiento latente que hay entre los estamentos que conforman la federación es ampliamente mayoritario. Por último, también entendemos que donde emerge nuestro descontento, en la modalidad de fútbol sala, debe existir una gestión independiente de lo que es el fútbol once. Estos cinco apartados son el punto de inicio de nuestra candidatura.

Por sus palabras, emergen como oposición al "continuismo".

—Así es, porque una candidatura que lleva gestionando la federación a su manera durante muchísimos años no va a pasar del oscurantismo a la trasparencia total de la noche a la mañana. Si no se cambia, se seguirá con la misma dinámica y línea de trabajo y desde nuestra candidatura, además de aportar una renovación en la gestión del deporte, promovemos una transparencia en todos los aspectos y que la gestión de la federación esté al servicio de los clubes y no sean los clubes los que sirvan a la federación.

¿Cuál es el perfil de la candidatura que comanda?

—Venimos del mundo del deporte y todos estamos enfocados a trabajar por y para el deporte. La candidatura, no obstante, la completaremos con personas que nos ayuden en la gestión al no tener todos los conocimientos suficientes sobre la totalidad de temas importantes que pueden darse en la gestión del día a día.

¿Qué hará si no consigue alcanzar la presidencia?

—Esta corriente no se va a parar. Sea con el cien por cien de la gente que estamos ahora o en un alto porcentaje, esta corriente va a dar sus frutos tarde o temprano, aunque esperamos que sea ya en septiembre. Si conseguimos llegar a la presidencia, en ese momento analizaremos la situación y empezaremos a enderezar el rumbo.

"Promovemos transparencia en todos los aspectos y que la gestión de la federación esté al servicio de los clubes"

"Esta corriente no va a parar y va a dar sus frutos tarde o temprano; esperamos que sea en septiembre"