LaLiga impondrá la igualdad

el fútbol seguirá un ritmo de desescalada ajeno al del gobierno a fin de promover situaciones equitativas en la puesta a punto de los equipos

11.05.2020 | 00:11
Imagen del derbi entre el Eibar y la Real Sociedad, el primer encuentro de la temporada disputado sin público. Foto: Efe

La fases de desescalada tienen diferentes ritmos en función de los territorios del Estado. Esta situación podría derivar en una desigualdad de condiciones para los equipos a la hora de ponerse a punto para el retorno a la competición. Por eso, LaLiga impondrá su propia hoja de ruta, indistintamente del lugar de origen del club, a fin de evitar los posibles desequilibrios.

La intención de LaLiga es coordinar los tiempos, para que todos los equipos sigan un proceso equitativo en el regreso a la competición, independientemente de la fase en la que se encuentre el territorio al que pertenecen. Y es que hoy, la mitad del Estado entra en la Fase 1 de la desescalada, mientras que la otra parte permanece en la Fase 0. La diferencia reside en que, según el Gobierno central, los que acceden a la Fase 1 podrían ejercitarse en grupos de hasta diez personas, siempre y cuando respeten las distancias de seguridad. Según las normas que presenta el Gobierno español, 23 de los 42 equipos de Primera y Segunda División, entre ellos el Athletic, podrían ejercitarse de esta manera. Por eso, LaLiga impondrá el entrenamiento en solitario y no podrán coincidir a la vez más de seis jugadores por terreno de juego, y no más de doce en las instalaciones. Así lo ha desvelado el diario Sport, que ha tenido acceso al protocolo de actuación que quiere aprobar la dirección del fútbol.

Este plan contempla que sea el próximo 18 de mayo cuando los jugadores podrán saltar a la segunda fase de desescalada, momento en el que, si la evolución de la pandemia de coronavirus es favorable, comenzarían las concentraciones de jugadores. Si bien, no sería hasta el 25 de mayo cuando los equipos podrían iniciar los entrenamientos colectivos, los que se realizan en las condiciones habituales. Esta etapa podría prolongarse durante dos o tres semanas, en función de lo que determine LaLiga. De ser así, a mediados de junio sería factible reanudar la competición.

A día de hoy, LaLiga no ha ofrecido ninguna fecha concreta. El técnico del Leganés, Javier Aguirre, reveló que el día fijado era el 20 de junio, lo cual fue desmentido por su club y también por la organización de la competición. Sin embargo, si el protocolo no sufre alteraciones por el covid-19, todo apunta a que el regreso girará en torno a esas alturas del año. Y es que la UEFA tiene previsto que tanto la Champions League como la Europa League se retomen y concluyan en agosto, por lo que la liga española debería agotarse a finales de julio, para lo cual, disputando dos partidos por semana, sería necesario que se retomara a mediados de junio. Así lo transmitió el presidente de LaLiga, Javier Tebas, que espera que el retorno "sea a mitad de junio". No obstante, añadió: "No quiero dar fechas para no ilusionar a nadie porque deberá estar autorizado por Sanidad". En cualquier caso, aseguró que "no se suspenderá la competición ni con uno ni con dos jugadores infectados en un partido".

test 48 horas antes de jugar Por otro lado, el diario Sport también publicó el esbozo del protocolo de actuación, que debe ser aprobado, para que los equipos afronten los días de partido. Los jugadores deberán someterse a pruebas del coronavirus 48 horas antes de disputar los encuentros. En caso de dar positivo en los test, entrarán en cuarentena. Asimismo, a los futbolistas se les tomará la temperatura antes de acceder a las instalaciones deportivas; si arrojan resultados de procesos febriles, por de pronto, no podrán jugar.

Los equipos que se deban desplazar deberán hacerlo en dos autobuses, para garantizar las distancias de seguridad, y deberán informar de dónde proceden los integrantes de la expedición: si acuden desde una concentración o se suman partiendo de sus respectivos domicilios.

Los estadios se dividirán en tres zonas definidas por colores. A la zona verde, la correspondiente al césped y las bandas, únicamente podrán acceder 94 personas, entre las que estarán futbolistas, cuerpos técnicos, médicos y otros indispensables. La zona azul será la designada para las gradas, donde solo podrán figurar otras 94 personas. En la tercera zona, la de los aledaños del campo, habrá un máximo de 32 personas.

Noticias relacionadas