SALZBURGO 0-2 LIVERPOOL

El campeón resuelve en dos minutos para seguir defendiendo su corona

17.12.2019 | 20:49
Salah celebra su gol.Foto: Afp

SALZBURGO: Stankovic; Kristensen, Onguéné, Wöber, Ulmer; Mwepu, Junuzovic (Min. 68, Daka), Minamino, Szoboszalai (Min. 90, Ashimeru); Hwang y Haaland (Min. 76, Okuwaga,).

LIVERPOOL: Alisson; Alexander-Arnold, Lovren (Min. 53, Joe Gómez) , Van Dijk, Robertson; Wijnaldum, Henderson, Keita (Min. 87, Origi) ; Salah, Firmino (Min. 75, Milner) y Mané.

Goles: 0-1: Min. 57; Keita. 0-2: Min. 58, Salah.

Árbitro: Danny Makkelie (Holandés). Mostró tarjeta amarilla a Mané por el Liverpool.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta y última jornada del grupo E de la Liga de Campeones disputado en el Red Bull Arena de Salzburgo (Austria).

bilbao - En Salzburgo todo confluye irremediablemente en la figura omnipresente de Wolfgang Amadeus Mozart, genio musical irrepetible. Mozart es Salzburgo en todos sus vericuetos, incluso en las chocolatinas. En los tiempos modernos, Salzburgo también es la estampa de Red Bull, la bebida energética que da alas y espabila y que forra financieramente al equipo de la ciudad. Sin embargo, nadie en la Europa futbolística dispone del tanque energético del Liverpool, el campeón en curso de la Champions League, que accedió a la última jornada de la fase de grupos sin asegurarse del todo su horizonte. La tropa del histriónico Klopp, el míster que ríe a carcajadas, es un trallazo del mejor rock&roll. Con esa pegada despachó la música de cámara que quiso desplegar el equipo austriaco en la búsqueda de un imposible. Duró casi una hora.

El plan se sostuvo hasta el segundo acto, cuando la defensa del Salzburgo desafinó ante el Liverpool, cómodo en la estampida, en lo salvaje, en las situaciones que demandan correr a campo abierto. Con la pradera por delante, el instinto de los ingleses plegó el entusiasmo de los austriacos, retratados en la zaga. Primero, Naby Keita, de cabeza, en una jugada pésimamente defendida por el Salzburgo y un fotograma después Salah, que resolvió ante la concatenación de errores de la retaguardia, resolvieron el duelo en favor del Liverpool, que alcanza los octavos de la Champions para seguir defendiendo su corona.

En el mismo escaparate, el Nápoles acompañará a los reds después de anestesiar al Genk, que solo sumó un punto en los seis encuentros disputados. Los italianos aplastaron a los belgas con un contundente 4-0. Milik firmó un hat-trick antes del descanso. El tercer gol lo hizo desde los once metros. Mertens remató la faena con el cuarto tanto, también de penalti. - C. Ortuzar