guerra entre la RFEF y LaLiga

Horarios ante el juez

Un Juzgado de lo Mercantil debe determinar hoy si los partidos ubicados en viernes y lunes se pueden jugar o deberán pasarse al fin de semana

09.02.2020 | 11:45
La Federación Española de Fútbol y LaLiga volverán a verse hoy las caras.
Juicio entre LaLiga y la RFEF por la disputa de horarios

Madrid - La Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga están citadas hoy en un Juzgado de lo Mercantil que deberá determinar quién tiene las competencias de fijación de horarios y aclarar si los partidos de las primeras jornadas ubicados en viernes y lunes se podrán jugar o deberán pasarse al fin de semana. El conflicto entre la RFEF y LaLiga vivirá un nuevo capítulo y será ahora la Justicia la encargada de buscar una solución.

Algunos presidentes de los clubes de LaLiga se posicionaron la semana pasada en contra de la "invasión clara de competencias" por parte de la RFEF y aludieron a los contratos de televisión, que permiten que los clubes generen los ingresos suficientes para pagar a todos sus empleados. A la espera de la decisión judicial, las primeras jornadas están programadas con partidos los sábados y domingos -aunque sus horarios no son definitivos-, según fijó la jueza única de Competición de la RFEF a través de una resolución que suprimía el calendario original propuesto por LaLiga.

Durante estos días, los máximos mandatarios de los clubes han seguido manifestando públicamente su claro posicionamiento en este conflicto. El presidente del Villarreal, Fernando Roig, aseguró ayer que estarían "locos" y sería "incomprensible" no mantener la línea de los últimos años respecto a los horarios y que le parece "mentira" que todo lo que se ha avanzado se pueda echar a perder. Sobre la incidencia de los horarios en la afición, ya que la parte más notoria de la discrepancia es la disputa de los encuentros en viernes y lunes que apoya la Liga y rechaza la Federación, indicó que para él, "los aficionados son muy importantes, pero que los aspectos económicos lo son todavía más". "Necesitamos mantener la situación que tenemos. Hay que recordar que cada equipo jugará como máximo dos lunes como local y que peor sería subir los abonos en un porcentaje muy alto para tener más ingresos. Si se deja de jugar los viernes y los lunes, todos saldremos perdiendo y sería un bajón tremendo", afirmó. Además, Roig indicó que los cambios serían "fatales" no solo para el fútbol español, sino que también perjudicarían a otras disciplinas deportivas.

Por su parte, el expresidente del Deportivo Augusto César Lendoiro pronosticó que el Juzgado de lo Mercantil otorgará a LaLiga la competencia sobre los horarios del torneo, pero determinará que los partidos en lunes y viernes dependen del convenio entre la patronal y RFEF. En un comunicado, Lendoiro, que estuvo 25 años al frente del club gallego, recuerda que fue "pionero" en la lucha para que los clubes profesionales "organicen sus competiciones" y explica que "los derechos de Federación y Liga permanecieron inalterables hasta hoy, tan sólo retocados a través de acuerdos puntuales a través del convenio entre ambas instituciones". Lendoiro entiende que "desde hace muchos años" las dos partes "vienen dirimiendo sus diferencias" en ese convenio que implica, "dicho de una manera vulgar", que "LaLiga compra las competencias de la RFEF a cambio de un precio". Ese convenio que finalizó el 30 de junio recogía, según el exembajador de LaLiga, que "la RFEF vendía" a la patronal "la posibilidad de jugar partidos los lunes y los viernes". "Eso quiere decir que el 1 de julio de 2019 las competencias cedidas regresaban a la Federación y obligaba a un nuevo acuerdo para el trienio 2019-20 a 2021-22, pero, en las encarnizadas reuniones, tan sólo se alcanzó un acuerdo de mínimos, que, en modo alguno, parece recoger el permiso para los partidos en lunes y viernes", indica Lendoiro.

Política de hechos consumados El conflicto, analiza el expresidente del Deportivo, reside en que "Javier Tebas, que es lo mismo que decir LaLiga, ha vendido lo que, por los datos que tenemos, no era suyo", en referencia a los derechos de televisión sobre los posibles partidos a disputar en lunes y viernes. "Todo hace indicar que Tebas, conocedor de las dificultades que iba a entrañar la negociación de los partidos en lunes y viernes se inclinó por una política de hechos consumados y firmó lo que no debía para un trienio pendiente de acuerdo. Quizás ahora se dé cuenta de que midió mal sus fuerzas con Rubiales", esgrime.

"El juez estudiará la cautelar solicitada por LaLiga. Creo que otorgará a LaLiga la exclusiva competencia sobre los horarios y determinará que los partidos en lunes y viernes deben ser, al tratarse de competencias federativas, objeto, como hasta ahora, del Convenio FEF-Liga", concluye el expresidente deportivista. Además, añade que "puestos a pronosticar sobre el futuro de ese convenio apostaría por la desaparición total o paulatina, un partido al mes, de los encuentros de los lunes y por la continuidad de los enfrentamientos de los viernes a cambio de un incremento de muchos millones de euros respecto a los que la Federación cobra en la actualidad". - Efe