El torneo dani toma altura

El Real Madrid frente al Espanyol y la Real Sociedad contra el Athletic lucharán por un puesto en la final

09.02.2020 | 01:40
Real Madrid y Athletic, en el partido disputado ayer.

Güeñes - Más de un millar de aficionados se congregaron en la primera jornada de la vigésima edición del Dani Güeñes Trophy, que tuvo lugar ayer en el césped del Hurtado de Saratxo de Sodupe. Una estupenda jornada para poder presenciar algunas de las mejores camadas de fútbol infantil que ofrecieron un buen espectáculo. Fruto de ello, quedan para hoy dibujadas las semifinales en busca de un puesto en la gran final que se jugará a las 12.30 horas. Sobre las 09.45 horas abrirá fuego la disputa del partido entre el Real Madrid y el Espanyol y a las 10.40 horas se vivirá el derbi euskaldun entre la Real Sociedad y el Athletic.

Por la mañana, tanto Athletic como Real Madrid vencieron sus compromisos en el grupo 1, con el mismo resultado de 3-0, frente a la selección Enkarterri. Buena imagen de los de Didi y Tiniko que tuvieron opciones de adelantarse en el marcador con empate a cero frente a sus dos rivales, aunque finalmente cedieron ante el potencial de ambos conjuntos que por la tarde se disputaron el primer puesto. Los tantos de Athletic fueron logrados por Alain Encinas y Alemu Plazaola en la primera parte. Y en la segunda Ibon Trujillano marcó el tercero y definitivo.

En el grupo 2, el Southampton, que pareció traer jugadores de menor edad al torneo, cayó derrotado, también por 3-0, contra el Espanyol, que como siempre, parte como uno de los favoritos por su calidad demostrada sobre el terreno de juego. Después, los periquitos empataron sin goles ante la Real Sociedad, que en la suerte de los penaltis acabaron como primeros de grupo en su vuelta a Sodupe, una cita a la que no acudían desde los inicios del torneo. En el último partido, los txuri-urdin, que también mostraron una excelente imagen, vencieron al conjunto inglés por 2-1.

El partido entre Real Madrid y Athletic decidió el liderato del grupo 1 y el conjunto madrileño logró marcharse con ventaja de 0-1 al descanso y se mostró muy superior al conjunto entrenado por José Luaces. Sin embargo, los rojiblancos consiguieron empatar, con un tanto obra de Aimar Vicandi, pero en el último minuto los pupilos de Xabi Alonso decantaron la balanza e hicieron justicia para el lado merengue.