Segunda etapa

Una extraña “satisfacción”

El  Movistar da por “aceptables” los 45 segundos perdidos con el ineos a pesar de firmar el puesto 17 entre 22

09.02.2020 | 08:30
Quintana, Valverde y Landa, entrando a meta.Foto: Afp

EN el Movistar, después de la contrarreloj por equipos, el discurso tenía el deje de las noches electorales, ese en el que nadie pierde y todos ganan. Las palabras van por un lado, y los números, puñeteros ellos, van por otro. No casan del todo. Por eso, cuando se dispararon las reflexiones en el Movistar, la derrota se asemejó a un triunfo si bien el reloj, negaba la mayor. La formación se dejó un buen pellizco bajo el Atomium después de recorrer 27 kilómetros. 45 segundos respecto al Ineos, más de 1,6 segundos por kilómetro. Desde luego, no parece un asunto menor. No es ninguna filfa. El Movistar, 17º en meta, a 1:04 del Jumbo, solo fue capaz de superar a cinco equipos entre los 22 que compitieron en la crono. Los tiempos no engañan. Entre los favoritos, solo fueron capaces de someter al AG2R de Bardet y al Trek de Porte, que se estrellaron. Los otros rivales cargaron de lastre a la formación que lideran Mikel Landa y Nairo Quintana.

"Estamos en márgenes razonables", aseguró el mánager del Movistar, Eusebio Unzué. "No era el terreno ideal para nosotros y se ha hecho buen esfuerzo. Estamos satisfechos, hemos pasado el día con buena nota", defendió Unzué a pesar de que sus líderes parten en desventaja apenas tachadas dos jornadas del Tour. "Viendo los tiempos de equipos fuertes en este terreno como Ineos, Astana o Groupama, pienso que estamos en márgenes razonables".

Esa línea argumental sostuvo Mikel Landa respecto a una actuación que señaló al Movistar. "Los 1:05? entraban dentro de los márgenes que esperábamos perder", analizó el escalador alavés, que se mostró "muy contento con el equipo; nos han llevado muy bien a Nairo y a mí. Tenemos un equipo más centrado en la montaña y es difícil estar a la par en estas pruebas". En el equipo telefónico se agarran al mantra de la montaña. "Hemos dado lo que teníamos. Con las capacidades nuestras hemos hecho buen tiempo. Perder tiempo era lo previsto. No es la mejor pérdida, pero ya lo sabíamos de un inicio", reflejó Nairo Quintana entre la extraña satisfacción que se instaló en el Movistar.

noticias de deia