El Zuazo lanza un grito de socorro

El club observa una bajada de un 35% de sus recursos y valora el descenso o el cese de actividad en División de Honor

30.03.2021 | 18:03
La plantilla del Zuazo, al completo.

La crisis económica derivada de la pandemia mundial del covid-19 amenaza con cobrarse otra víctima: el Zubileta Evolutio Zuazo, que actualmente se encuentra en la élite del balonmano femenino estatal. Desde el club observan que en las últimas dos campañas se han encontrado con un descenso en sus recursos de un 35%, cuestión capital para el mantenimiento del bloque dirigido por Joseba Rodríguez en División de Honor. La Junta Directiva, reunida con carácter extraordinario, valora que "nuestro club pasa actualmente por el momento más difícil de su ya larga historia". De hecho, desde la entidad se valoran dos opciones si no llega una inyección de dinero: o el cese de actividad del primer equipo o el descenso. Incluso, consideran que podría "peligrar" la supervivencia del club.

Los problemas monetarios surgen "a pesar de la buena respuesta de nuestros principales patrocinadores que han mostrado su total apoyo y proporcionado todos los recursos al alcance de los convenios, así como de las jugadoras, cuerpo técnico y demás estructura de base que a pesar de las dificultades económicas se han mantenido ejerciendo sus labores con total profesionalidad". Es por eso que desde el Zuazo se lanza una llamada de socorro: "Es en estos delicados momentos cuando el club echa en falta y necesita del apoyo firme y decidido de las instituciones, pilares fundamentales en el desarrollo de nuestras actividades dentro del mérito deportivo, de representatividad, de igualdad y profesionalidad que necesitamos".


SITUACIÓN CRÍTICA


Y es que, tal y como valoran, la situación es crítica. Tanto que las posibilidades contempladas son de gravedad. "El Zuazo se plantea varios escenarios a futuro como el cese de actividad del equipo División de Honor o, como mal menor, el descenso de categoría estatal por resultar insostenible mantenerlo donde por logros deportivos se encuentra", explican. "Incluso el club podría ver peligrar su supervivencia dada la caída de recursos producida y que ha afectado a socios, organización de eventos, cantera, entradas y en menor medida al patrocinio privado", remachan desde el club de Ezkerraldea, el único vizcaino en la élite del balonmano femenino.