Carlos Sáinz, nuevo piloto de Ferrari en 2021

El madrileño sustituirá al alemán Sebastian Vettel - Daniel Ricciardo será el recambio de Sáinz en McLaren

14.05.2020 | 11:11
Sáinz correrá en Ferrari en sustitución de Vettel.

Carlos Sáinz será nuevo piloto de Ferrari a partir de la próxima temporada del Mundial de F1, según ha comunicado la escudería italiana. Lo que era un secreto a voces se ha confirmado este jueves. Sáinz, que actualmente milita en McLaren, llegará a la 'Scuderia' del Cavallino Rampante para sustituir al alemán Sebastian Vettel.Al mismo tiempo se ha conocido que McLaren ha fichado al australiano Daniel Ricciardo para sustituir a Sainz.

Carlos Sainz ficha por Ferrari para 2021. Vídeo: EP

El propio Sainz ha confirmado en un tuit su fichaje: "Estoy muy contento de poder anunciar que correré para Scuderia Ferrari en 2021 y del futuro que me espera con el equipo".

"Aún tengo por delante un año importante con McLaren Racing y tengo ganas de volver a competir con ellos esta temporada", señaló el piloto en ese mismo tuit.


102 Grandes Premios disputados


Sainz llegará a Ferrari con 26 años cumplidos y con la experiencia acumulada de seis años en el 'Gran Circo', donde hasta ahora ha disputado 102 Grandes Premios y ha sumado un total de 267 puntos. Su nuevo compañero es tres años más joven, pero a pesar de su juventud, Leclerc ya hado sobradas muestras de talento y en 2019 se apuntó sus dos primeras victorias en Bélgica e Italia.

Sainz aterrizó en la F1 con Toro Rosso en 2015 tras convertirse en el campeón más joven en la historia de la Fórmula Renault 3.5 Series pilotando para el equipo Dams, después de imponerse en un emocionante duelo a su compatriota Roberto Merhi.

Tras un prometedor inicio de campaña, sumando puntos en cuatro de las seis primeras carreras, atravesó un bache importante en el ecuador del Mundial, encadenando cuatro abandonos consecutivos en Austria, Gran Bretaña, Hungría y Bélgica. Logró rehacerse con una buena racha y el séptimo puesto de Estados Unidos, su mejor resultado, para acabar su año de 'rookie' en decimoquinta posición de la clasificación general con 18 puntos.

En su segunda temporada, supo sobrevivir al 'fenómeno Verstappen' después del ascenso del holandés a Red Bull y protagonizó una gran primera mitad de temporada, logrando meterse en los puntos con regularidad. Tras el parón veraniego sufrió con el descenso de rendimiento de su coche, pero se rehizo para finalizar sexto en Estados Unidos y Brasil. En el Mundial de Pilotos finalizó duodécimo con un botín de 46 puntos, más del doble que en su primer curso.

Su crecimiento constante no se detuvo en 2017, cuando logró finalizar noveno en el Mundial con 54 puntos y rozó el primer podio de su carrera con un cuarto puesto en Singapur. Disputó las cuatro últimas carreras del año ya con Renault y, pese a su abrupto cambio de monoplaza, logró rendir al nivel de su nuevo compañero Nico Hülkenberg.

Primer podio


En 2018, Sainz exhibió una enorme regularidad que le permitió puntuar en siete de las ocho primeras carreras del Mundial, con el quinto puesto de Bakú como mejor resultado, pero se desinfló un poco en la segunda mitad del curso y finalizó décimo en el campeonato con 53 puntos, uno menos que el curso anterior.

El año pasado, el único representante de España tras la salida de Fernando Alonso, el '55' vivió su confirmación en McLaren, con galones de primer piloto por delante del joven Lando Norris, y en la encuesta final la afición le eligió como el tercer mejor piloto solo por detrás Max Verstappen y Lewis Hamilton.

Tras un gris inicio y tres carreras seguidas fuera de los diez mejores, cogió velocidad de crucero y puntuó en ocho de las nueve siguientes. Después de dos abandonos seguidos en Italia y Bélgica, recuperó su línea ascendente y vivió la alegría más importante de su carrera en Brasil, donde logró el primer podio de su carrera con mucha incertidumbre, ya que no llegó hasta la descalificación de Hamilton.



Acabó la temporada en sexta posición y con un botín de 96 puntos, pero sobre todo mostrando una solidez muy valorada en equipos 'grandes' y que finalmente le ha servido para merecer la gran oportunidad de su carrera. Le ha llegado de forma repentina, pero en muy buena posición tras el 'efecto dominó' provocado por el anuncio de que Vettel abandonará la 'Scuderia' a final de año.