Copa de balonmano femenino

La gran ocasión del Zuazo

Aingeru Astorkiza, presidente del club fabril, reconoce que organizar la Copa de balonmano femenino, que comienza el viernes en Lasesarre, supone “una oportunidad inmejorable” para que las rojinegras levanten el título

09.02.2020 | 01:20
Aingeru Astorkiza, presidente del Zubileta Evolution Zuazo, sobre el parqué de Lasesarre. Foto: Pablo Viñas

Aingeru Astorkiza reconoce que la Copa de balonmano femenino supone “una oportunidad” para las rojinegras

ESTE es el evento más importante que hemos tenido", dice Aingeru Astorkiza, presidente del Zubileta Evolution Zuazo. Habla sin tapujos de la Copa de balonmano femenino que el viernes echará a rodar en Lasesarre y lo hace con el conocimiento del organizador. Porque el conjunto fabril es el anfitrión de la XL edición de este torneo y, por eso mismo, el máximo dirigente del Zuazo sabe que esta es "una oportunidad inmejorable" para que el club rojinegro consiga levantar su primer trofeo. "Visto el cruce que nos ha tocado, aspiro a ganar la Copa porque como institución, esta ocasión, jugando en casa, es perfecta", dice Astorkiza. Y es que, sobre el papel, al Zuazo le ha tocado un camino sencillo hasta la final, evitando a cocos como el Bera Bera o el Gran Canaria, máximos favoritos, o el Gijón, vigente campeón. Sin embargo, el presidente rojinegro tampoco quiere tirar cohetes antes de tiempo: "En teoría parece sencillo por los rivales que nos pueden tocar en semifinales, como son Valladolid o Granollers, que son equipos de nuestra liga; pero no hay que fiarse porque el Valladolid siempre te lleva al límite y el Granollers es muy táctico". Pero antes de eso están los cuartos de final, una eliminatoria complicada que les enfrentará el viernes (21.00 horas) al Elche Mustang. "No es un rival sencillo, va tercero en liga, y aquí nos ganaron. Pero, aunque tiene un siete inicial muy bueno, cuando hace cambios se convierte en un rival del montón. Por eso, si somos capaces de mantener el tipo, podemos ganar", augura Astorkiza.

Ahora, con la Copa a la vuelta de la esquina, el presidente del Zuazo echa la vista atrás. Concretamente a 2016, cuando el club celebraba su 25 aniversario con la primera clasificación para la Challenge Cup. Ese año las rojinegras protagonizaron en Lasesarre -y ante el H65 Höörs HK sueco- el único partido de balonmano continental que se ha celebrado en Bizkaia y fue justo en ese momento cuando en el Zuazo comenzaron a trabajar en la idea de organizar la Copa. "A partir del partido de Europa vimos que éramos capaces de hacer cosas con más calidad, con más presupuesto y con más repercusión. Tuvimos claro que, después de consolidarnos en División de Honor, teníamos que crecer como club. Y por eso estamos aquí", explica Astorkiza. El presidente rojinegro reconoce que el proceso de elección fue "relativamente sencillo". "Lo hicimos a través de la Federación Vasca. Ahora, la española quiere que todas las zonas del Estado puedan tener su cuota de presencia en el balonmano. Aquí se habían hecho cosas a nivel de juveniles, pero en senior no, y viendo el polideportivo que tenemos, que es perfecto para el balonmano femenino, se vio que el mejor sitio para hacerlo era Barakaldo", destaca el dirigente.

A rebosar Tras una liga irregular, Astorkiza admite que la Copa es "la gran ilusión" del Zuazo, por eso, dice que quedar eliminadas a las primeras de cambio ante el Elche "sería un poco chasco, sobre todo sabiendo que quien gane esta eliminatoria tiene muchas posibilidades de llegar a la final, pero nosotros estaremos felices si conseguimos que el pabellón se llene todos los días". El presidente se muestra orgulloso de una afición "que se va a volcar con esta Copa". De hecho, Lasesarre presentará sus mejores galas con unas gradas a rebosar: "La gente sabe que va a haber un espectáculo bonito, así que creo que la asistencia rondará las 2.000 personas". Por el momento, ya llevan más de 1.000 bonos vendidos.