Las obras de ampliación del Bellas Artes empezarán en noviembre

Se abre el plazo de licitación de la primera fase del proyecto del nuevo museo, que será una realidad a finales de 2023

10.08.2021 | 13:47
Imagen de como quedará el Bellas Artes de Bilbao tras las obras de su ampliacion.

La ampliación del Bellas Artes de Bilbao ya ha dado un paso más. Este lunes, la Fundación del Museo ha sacado a concurso, por 1,2 millones de euros, la contratación de la primera fase de acondicionamiento parcial de sus instalaciones, cuya ejecución está prevista que se prolongue entre cuatro y seis meses. El inicio de las obras se ha fijado en noviembre debido a que el plazo para presentar ofertas a la licitación de este primer tramo de ejecución se cerrará el próximo 4 de septiembre, que era el mes en que en un principio se había previsto el comienzo de la ejecución.

Sin embargo, según confirman a este periódico desde el Museo de Bellas Artes, esto no afectará a los plazos anunciados para la finalización del proyecto, prevista para finales de 2023, ya que el resto de los plazos se mantiene. El coste total del proyecto de ampliación es de 23 millones, financiado con un préstamo a largo plazo suscrito por la Fundación, y que será amortizado con las aportaciones de las tres instituciones fundadoras: Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia y Gobierno vasco. El proyecto permitirá situar a Bilbao y Euskadi en una posición privilegiada en cuanto a su apuesta por la cultura y el arte, junto a otras propuestas como el Guggenheim, Artium de Gasteiz, Chillida Leku o Tabakalera.

Según han explicado desde la pinacoteca, estas obras de la primera fase consistirán en la adecuación del edificio antiguo durante la apertura parcial del museo, que incluirán trabajos de saneamiento de las cubiertas, un punto de atención al público provisional, aseos y mejoras en materia de adaptación para facilitar la accesibilidad de personas con discapacidad y que su visita cumpla con todos los requerimientos.

El proyecto de ampliación del museo fue adjudicado a Norman Foster, el prestigioso arquitecto británico que diseñó el metro de Bilbao y algunas de las construcciones más emblemáticas del mundo, a través de un concurso internacional. Una propuesta en la que colaborará con el arquitecto vasco Luis María Uriarte, y con la que se impuso a otros expertos internacionales que optaban a realizar el ambicioso proyecto que aportará al museo mayor visibilidad y protagonismo internacional.

Proyecto


Denominado Agravitas, el diseño vencedor busca recuperar el protagonismo del edificio de 1945 al restablecer el acceso principal donde estuvo originalmente. La principal novedad es una plataforma "ingrávida" que coronará la parte superior del museo, como si se tratase de un sombrero superpuesto a los edificios actuales.

Tendrá dos niveles acristalados en los que se "utilizará para las partes visibles una piedra blanquecina, o composite, o cristal blanco o quizás un vidrio traslúcido para capturar la luz del norte", según explicó Norman Foster. Un diseño que responde al objetivo de reorientar el museo hacia la ciudad restaurando la fachada del edificio y haciéndola más permeable. La captación de la luz natural se unirá al empleo de placas solares para incorporar criterios de sostenibilidad al museo.

La ampliación del Museo de Bellas Artes contará además con una terraza de 700 metros cuadrados para exposiciones de escultura, que no estaba prevista en el principio del proyecto. Será parte del espacio BBK Museoa, que dispondrá de "una amplia sala de exposiciones temporales de 1.500 metros cuadrados que conectará a través de un óculo con las dependencias de la entreplanta destinadas a las actividades educativas y de difusión", según explicó el propio Norman Foster durante su última visita a Bilbao en junio.

Apertura parcial


Las obras de ampliación permitirán mantener abierta una parte importante del edificio antiguo del museo, al que se podrá acceder desde su entrada original. Se ha previsto un programa especial de rotación de los fondos con el fin de mostrar el mayor número posible de obras y de garantizar el mantenimiento de los programas de educación y difusión de la institución.

Así mismo, el plan de ejecución va a permitir que los departamentos y servicios internos del museo, y el grueso de las colecciones no expuestas, permanezcan en su sede a lo largo del proceso de construcción.

noticias de deia