Kirmen Uribe, de vacaciones en Ondarroa, escribe una novela "transoceánica"

Tras el verano, regresará a Manhattan, donde escribe e imparte clases en la Universidad de Columbia

29.06.2021 | 01:18
Uribe, ayer lunes en la exposición con Miguel Zugaza.

Kirmen Uribe (Ondarroa, 1970) siempre ha tenido una relación muy especial con el Bellas Artes. En Bilbao-New York-Bilbao, con la que obtuvo el Premio Nacional de Narrativa, cuando su personaje Liborio Uribe supo que iba a morir, quiso ver por última vez un cuadro de Aurelio Arteta. "Hablo en ella también de los Arteta y los Zubiaurre cuando venían a Ondarroa antes de la guerra, a veranear", recuerda el escritor euskaldun.

En su tercer libro, Elkarrekin esnatzeko ordua (La hora de despertarnos juntos), fue el cuadro Noche de artistas en Ibaigane, de Antonio de Guezala, que forma parte de la colección del Bellas Artes de Bilbao, el que sirvió como punto de arranque de una historia sobre el amor, la libertad y el exilio. Un retrato histórico que comienza de la mano de una familia en el País Vasco y se vuelve universal. "El pintor retrata una fiesta de la alta burguesía bilbaina en 1927, en el Palacio de Ibaigane, que pertenecía a la familia de los Sota, una de las más ricas de Europa en aquella época", describe Uribe.

"Siempre me ha gustado el Bellas Artes, desde pequeño lo he visitado, creo que me gusta el arte por el museo en sí", confesó ayer lunes Kirmen Uribe. "Tiene una colección excelente que parte del arte antiguo hasta el contemporáneo. Hay muy pocos museos que tienen ese arco tan amplio de obras. Cualquier artista importante en la historia del arte del mundo está en el Bellas Ates: Gauguin, el Greco, Goya... Pero además tiene el plus que le dan los artistas vascos, que eso no lo tiene ningún museo del mundo", resaltó.

en euskera
 

El escritor vasco se encuentra inmerso en la escritura de una nueva novela y será en euskera, como todas sus anteriores. Posteriormente, se traducirá al castellano. "Mi nueva novela empieza en la biblioteca de Nueva York y es la investigación que hago allí, pero luego aparecen también mis recuerdos de Euskadi, es otra novela transoceánica entre Euskadi y Nueva York". Y también aparece la pintura, aunque de momento, habrá que esperar para conocer de qué cuadros o artistas se tratan.

Uribe pasará el verano en Ondarroa y después volverá a Manhattan, junto a su mujer Nerea y sus dos hijos, Aitzol y Arane. El escritor solicitó una beca de escritura en la Biblioteca Pública y se la dieron. Durante su segundo año allí, consiguió otra beca para la Universidad de Columbia; allí escribe y da clases de Literatura Global en el siglo XXI en un master sobre ficción creativa.

"Siempre me ha gustado el Bellas Artes, en mis libros aparecen también algunas de sus obras "

kirmen uribe

Escritor

 

noticias de deia