El cuadro panorámico Bilbo MMX, de Jesús Mari Lazkano, llega a Itsasmuseum

El autor ha cedido diez de los bocetos para su exposición junto a la obra

16.03.2021 | 12:56
El cuadro panorámico Bilbo MMX, de Jesús Mari Lazkano, llega a Itsasmuseum.

'Bilbo MMX', la obra del artista guipuzcoano Jesús Mari Lazkano, ha sido presentada este martes en su 'nuevo hogar' durante los próximos meses, el Museo Marítimo de Bilbao, al que ha sido cedida por el Museo de Bellas Artes hasta octubre.

La presentación de la obra ha corrido a cargo del propio autor, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y la diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao, acompañados por los directores del Museo de Bellas Artes y el Itsasmuseum, Miguel Zugaza y Jon Ruigómez, respectivamente.

La obra, creada en 2010 para la Exposición Universal de Shanghái, es la tercera en ser cedida temporalmente a Itsasmuseum gracias al programa de colaboración 'La Obra Invitada' entre el museo marítimo y el de Bellas Artes. Antes de ella, se expusieron también de manera temporal 'El timonel', de Quintín Torres, y 'El grumete blanco', de Julián de Tellaeche.

Además, el autor ha cedido diez de los bocetos para su exposición junto a la obra, que "añaden valor a la experiencia de visita y permiten comprender la complejidad de la obra", ha explicado la diputada foral.

'Bilbo MMX' es una pintura hiperrealista en la que el artista ha cuidado cada detalle para ofrecer una vista casi fotográfica de la villa, desde un lugar entre Artxanda y Arangoiti, que "permite observar la historia de la transformación de Bilbao", ha explicado el alcalde.

"Pero la obra se ha quedado vieja", ha añadido también, "porque esa historia aún no ha acabado ni va a acabar nunca, porque Bilbao sigue transformándose". Ha señalado la ausencia de la isla de Zorrotzaurre y de la estación Bilbao Intermodal y el arco, ahora inexistente, del estadio de San Mamés.

El alcalde ha calificado el trabajo conjunto entre las instituciones de "buenísima noticia", y ha recalcado la importancia de que "sigamos pensando en el futuro".

Lazkano ha subrayado también la importancia del arte en el imaginario colectivo y ha explicado que "el arte intenta captar la respiración del lugar". Ese era su objetivo, ya que, en ese momento, en 2010, Bilbao tenía una "actitud de expansión".

"El arte nos permite aprender más sobre las cosas, sí, pero, sobre todo, nos permite aprender más sobre nosotros mismos", ha concluido el artista.

La obra estará expuesta en Itsasmuseum Bilbao hasta octubre de 2021, momento en el que volverá a su 'hogar' en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, ha explicado Miguel Zugaza, su director, "para poder dar continuidad al programa de colaboración 'La Obra Invitada'".

noticias de deia